Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

Matices electorales01 Mar 2021 | 5:32 h

Editorial Editorial

La espada de Damocles electoral28 Feb 2021 | 4:53 h

Editorial Editorial

La urgencia de abrir27 Feb 2021 | 5:19 h

Editorial Editorial

Machu Picchu vuelve a latir26 Feb 2021 | 5:39 h

Ola imparable

En algunas regiones y distritos de Lima, el número de casos de COVID-19 supera el pico de la primera ola.

Las cifras de contagios por Covid-19 suben imparables, y distritos de Lima y algunas regiones van alcanzando las cifras reportadas en la primera ola. ¿Es preocupante? Sí, y mucho. Porque a diferencia de la primera vez, la disponibilidad de camas UCI no ha crecido de una manera exponencial y además encuentra a un equipo de salud agotado y con implementos que no fueron renovados ni reparados en su debido momento.

En Apurímac, Ancash y Junín, el número de casos supera o alcanza el mostrado en el pico de la primera ola. Lo mismo ocurre en distritos de Lima como Surco, Comas, Los Olivos, Bellavista, San Miguel, La Molina y Pueblo Libre.

Se trata de un virus con variantes más nocivas y que produce mayor daño en menores plazos, lo que también genera más presión sobre la atención hospitalaria, cuya intervención debe tener inmediatez para garantizar que no siga el deterioro y, por tanto, evitar así la demanda de camas UCI, que además no hay.

Dicho esto, hay algunas ventajas que deberían ser potenciadas por el Minsa y EsSalud y replicadas en el resto del país. Hay más conocimiento en el manejo de la emergencia y en el tratamiento adecuado. Las estadísticas nos permiten apreciar que el 90% de los casos covid no alcanzan gravedad; siempre y cuando se proceda adecuadamente durante los primeros días de síntomas de la enfermedad.

Unas de las principales armas contra el covid resultan ser el conocimiento y la información oportuna. Se puede lograr que el covid que no reviste gravedad sea atendido en casa y manejado sin riesgo; pero para ello las familias deben saber exactamente cómo proceder y contar con respaldo de la telemedicina o de enfermería especializada para obtener resultados. Duplicar las medidas de prevención para evitar que el virus ingrese al hogar es una recomendación valedera. Al mismo tiempo, hay que difundir el paso a paso de la enfermedad para que ese 90% de casos, que bien tratados no van a revestir gravedad, se atiendan adecuadamente para evitar el colapso de los hospitales.

El anillo de atención primaria es básico en esta tarea de controlar la transmisión de la enfermedad, pero también debe garantizar que la permanencia en el hogar sea bajo las condiciones de mayor seguridad. Para ello es fundamental una gran campaña de información que explique los síntomas, el tratamiento y la ruta para que las personas infectadas sepan a quién acudir si lamentablemente su caso forma parte del 10% que necesitará atención hospitalaria.