Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

Matices electorales01 Mar 2021 | 5:32 h

Editorial Editorial

La espada de Damocles electoral28 Feb 2021 | 4:53 h

Editorial Editorial

La urgencia de abrir27 Feb 2021 | 5:19 h

Editorial Editorial

Machu Picchu vuelve a latir26 Feb 2021 | 5:39 h

Pacto más ético

Los acuerdos alcanzados deben garantizar elecciones en un clima de respeto y democracia.

El pacto ético que firman los candidatos presidenciales cada 5 años resulta ser como las promesas que se formulan en las bodas. Sin una voluntad real de cumplir lo prometido y el compromiso firme y renovado de mantenerse fiel a la palabra empeñada, los acuerdos quedarán escritos en la arena.

El pacto se suscribió el jueves con asistencia de 17 organizaciones políticas y sus candidatos presidenciales. En la cita virtual también participaron los medios de comunicación como aliados indiscutibles para el cumplimiento de los compromisos que allí se asumieron.

Las acciones que se acordaron toman en consideración la pandemia, contexto en el que se está llevando a cabo esta inusual campaña electoral, por lo que se establecen algunas condiciones para evitar más contagios. La intensificación del uso de las plataformas digitales y de las redes sociales para impedir el contacto es una recomendación que caía de madura.

Con la cuarentena se terminó de cerrar la posibilidad de actividades presenciales por lo menos en Lima metropolitana y las 9 regiones donde el contagio se extiende peligrosamente. Sin embargo, aún queda por ver qué salidas originales van a adoptar los candidatos para hacer llegar sus propuestas a la población y cuánto caso le van a hacer a las restricciones.

En otro plano, se aprobaron algunas recomendaciones para que los candidatos promuevan más transparencia dentro de sus organizaciones, luchen contra la corrupción y prevengan y denuncien los aportes de campaña provenientes del narcotráfico y la minería ilegal. Tener una candidata que comercializa 12 toneladas de droga no solo habla mal de los filtros que aplica el partido, sino que siembra dudas en torno a las fuentes de financiamiento, por decir lo menos.

Una mención aparte merece la difusión de mensajes falsos y ataques a los adversarios. En el caso de los llamados fake news se requiere de voluntad política para rechazar tajantemente esta modalidad de campaña electoral, sobre la base de mentiras y medias verdades.

Una muestra muy pequeña del efecto letal de las fake news es el incremento mostrado por los peruanos que son contrarios a aplicarse la vacuna. Un conjunto de textos no científicos y exageración en los casos de reacciones adversas a la vacuna han provocado un clima de desconfianza muy malo para la salud pública.

Los candidatos están llamados a promover el “fair play”, los medios están convocados a mantener el clima de respeto y las autoridades a garantizar elecciones democráticas y limpias. Las reglas de juego parecen claras, ahora solo cabe esperar que se respeten.