Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

Muchos perdedores, pequeños vencedores12 Abr 2021 | 14:17 h

Columnista invitado

El gas de Camisea y el desarrollo del sur09 Abr 2021 | 5:15 h

Columnista invitado

OPINIÓN: El gobierno de los “privados” y las elecciones08 Abr 2021 | 21:36 h

Columnista invitado

Política de barra brava08 Abr 2021 | 21:05 h

Ante la peor crisis, el mejor equipo

“Crearemos el programa Reactiva Estudios, un plan de créditos de bajas tasas de interés y un período de gracia de seis meses...”.

Por: Julio Guzmán

El 2020 dejó la peor crisis de nuestra historia. La COVID-19 ocasionó muertes, pérdida de empleos, quiebre de negocios, deserción estudiantil, entre otros males. Ni un solo hogar se salvó: todos hemos perdido algo o alguien. Sin embargo, a esta pandemia se le sumó otra igual de nociva: la mayoría congresal. Con su obstruccionismo, populismo y obsesión con el poder retrasó cualquier posibilidad de recuperación. A ellos no les importó caminar sobre muertos con tal de alcanzar el poder. Y ahora que la segunda ola comienza, pareciera que esas viejas mañas continúan.

Para evitar que esto se repita, es necesario que los peruanos elijan la opción más seria y preparada para asumir el timón del país en los próximos 5 años: el Partido Morado.

Hablemos de economía. La reactivación económica tomará como mínimo 2 años, pero para lograrlo hay que identificar cuáles son las mejores medidas de corto y largo plazo a ejecutar; y para eso se necesita experiencia y conocimiento técnico. En las de corto plazo priorizaremos aquellas que generen empleo de forma inmediata: crearemos un programa masivo de empleo temporal en la construcción de espacios públicos, dando ingresos inmediatos a las poblaciones vulnerables. Además, nos enfocaremos en eliminar los trámites innecesarios, que tanto plagan a los negocios en general. El Partido Morado ya identificó diez medidas para crear empleo lo más rápido posible.

Hablemos de salud. Primero: nos enfocaremos en distribuir las vacunas, de forma rápida, segura y gratuita, comenzando por la población más vulnerable al virus. Segundo: fortaleceremos las postas médicas a nivel nacional; convertiremos el sistema de salud de un enfoque reactivo (curación, uso de hospitales) a un enfoque preventivo (prevenir la enfermedad, uso de 1.600 postas médicas en el país). Las postas recibirán personal, equipos, y medicinas y se priorizará las postas médicas en las provincias/distritos donde haya mayor incidencia del virus. Tercero: integraremos el sistema de salud. Vamos a integrar EsSalud con los servicios adscritos al Minsa y el SIS, para que los peruanos reciban el mismo servicio, sin distinción, pero pagando de acuerdo con sus ingresos. Eso es una cancha plana para todas y todos. Crearemos una comisión de científicos para asesorar permanentemente al presidente y sus ministros sobre todas las decisiones a tomar.

Hablemos de educación. Para empezar, crearemos el programa Reactiva Estudios, un plan de créditos de bajas tasas de interés y un período de gracia de seis meses, para que los jóvenes que han dejado de estudiar por la pandemia puedan retomarlo. Además, crearemos un programa de entrega de datos para internet a los estudiantes de mayor vulnerabilidad (los 1.000 distritos de mayor pobreza) para asegurar su acceso al sistema educativo virtual.

Hablemos de la lucha anticorrupción. La Bancada Morada 2.0 continuará esta labor, asegurándose de que las investigaciones contra ‘Los Cuellos Blancos’ y demás mafias que afectaron al país sean juzgadas, con independencia y celeridad, ante los tribunales de la república. Además, agilizará los procesos de los 50 casos de corrupción acumulados en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales y aprobará la ley de acceso de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) al secreto bancario.

Hace un año muchos de ustedes quizá no hayan votado por el Partido Morado debido al incidente que me involucró y no pude dar explicaciones en su momento, por lo cual ya pedí disculpas. Pero si la Bancada Morada, bajo mi liderazgo, no hubiera tenido presencia en el Congreso y no se hubiese comportado de manera consistente y responsable, hoy el Perú estaría viviendo otra realidad con Merino al mando. He demostrado que sé convocar, armar y liderar equipos, porque para sacar al Perú de esta crisis se requiere de un equipo sólido y un partido de verdad. Soy un demócrata, sin vínculos con la corrupción, y con la capacidad de liderazgo para enrumbar al Perú en un nuevo camino.