Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

Muchos perdedores, pequeños vencedores12 Abr 2021 | 14:17 h

Columnista invitado

El gas de Camisea y el desarrollo del sur09 Abr 2021 | 5:15 h

Columnista invitado

OPINIÓN: El gobierno de los “privados” y las elecciones08 Abr 2021 | 21:36 h

Columnista invitado

Política de barra brava08 Abr 2021 | 21:05 h

Priorizar economía de familias

“No habrá solución a la crisis económica mientras no se solucione la crisis de salud”.

Por: Armando Mendoza, economista

No debe ser nada fácil estar en los zapatos de Waldo Mendoza en estos momentos. Aunque el escenario económico para este año se preveía muy complicado; más allá del optimismo oficial; la recuperación de algunos indicadores en el último trimestre del 2020 generó esperanzas.

Pero la prometida “recuperación en V” no fue más que una ilusión de tecnócratas y grandes empresarios. No habrá solución a la crisis económica mientras no se solucione la crisis de salud. Esa verdad tan simple no puede seguir ignorándose.

Con la segunda ola del covid, hay que reconsiderar expectativas y prioridades. La nueva cuarentena, aunque necesaria, impactará duramente a la ya golpeada economía de empresas y personas. Incluso si los 14 días bastan y las actividades se recuperan rápidamente, no saldremos ilesos.

Hay que asumir una probable pérdida de entre 1% y 2% del PBI. Si la cuarentena se prolonga, entonces el panorama empeora exponencialmente.

La prioridad tiene que ser defender la economía de las familias, antes que las cifras macro en azul. El bono de ayuda anunciado es una buena medida, pero no basta.

Se requiere un sistema de apoyo permanente, ampliando el alcance de los programas sociales y movilizando los saldos presupuestales no ejecutados el 2020, para lanzar una red de asociaciones público-sociales, articulando y financiando las iniciativas de las organizaciones de base, que si llegan donde el Estado, llegan tarde, mal y nunca.

Con un estimado de 3 millones y medio adicionales de pobres por la pandemia, es hora de soltar la bolsa.