Patricia Montero

Patricia Montero

Palabra de Montero

Más columnas

Patricia Montero

¿Perder amigos en elecciones?12 May 2021 | 5:05 h

Patricia Montero

La verdad se abre paso05 May 2021 | 5:09 h

Patricia Montero

Responda usted, señor Castillo28 Abr 2021 | 5:09 h

Patricia Montero

Hablemos de lo importante21 Abr 2021 | 5:30 h

Acoso en tiempos de teletrabajo

“Varias comentaron que, efectivamente, habían recibido comentarios y fotos ‘fuera de lugar’”.

¿Ha disminuido el acoso sexual laboral en estos tiempos de teletrabajo? Al no haber más contacto físico, existe la percepción –equivocada– de que los casos se han reducido. Pensando en este tema me topé con un interesante artículo de Zelma Acosta-Rubio, directora de diversidad e inclusión del Grupo Intercorp, con quien tengo una cercanía laboral que no me impide reconocer sus conocimientos y genuina preocupación por estos temas.

“Aún no he visto estudios que arrojen cifras en el entorno empresarial local (Perú), pero sí he sabido de casos en diferentes foros”, cuenta AcostaRubio, quien cita un estudio realizado entre 400 mujeres del sudeste asiático. Algunos de los resultados son más que desalentadores: el 62% recibió bromas sexuales, 34% recibió contenido sexual sin su consentimiento, el 56% del hostigamiento sexual provenía de alguien con mayor jerarquía en la organización y el 76% quería medidas más estrictas.

Tras leer el articulo hice una pregunta entre mis contactos en redes sociales: ¿han sufrido acoso sexual cuando trabajan de manera remota? Lo primero que me sorprendió fue que muchas mujeres no identifican aún con claridad cuándo están siendo acosadas o, por lo menos, recibiendo comentarios o actitudes inapropiadas. Varias me contaron que, efectivamente, habían recibido comentarios, fotos o videos con contenido “fuera de lugar” o “saludos” en horarios no laborales y en chats paralelos.

Varias me dijeron que tomaban algunas medidas para protegerse, pero estas no incluían denunciar el acoso a sus superiores o comentarlo con otros colegas pues no consideraban que una denuncia cambie la situación y, por el contrario, denunciar podría ser perjudicial para ellas.

En ese sentido, es importante replicar lo que Zelma Acosta-Rubio cita en su artículo: “Reportar a un acosador no arruina su vida, ellos mismos se lo hicieron, reportar a un acosador no daña a su familia, la protege, reportar a un acosador no es un chisme, es actuar con integridad”.

Y algo para mí fundamental: si eres testigo de acoso o comentarios sexistas hacia un tercero, actúa. La indiferencia también es violencia.