Erick Iriarte

Erick Iriarte

#PerúDigital
Socio de Iriarte & Asociados. Abogado. Magister en Ciencia Política y Gobierno con mención en Políticas Públicas y Gestión Pública (PUCP). CEO de eBIZ. Fue Primer General Manager LACTLD, asociación de ccTLDs de America Latina. Coordinador de la Meta sobre Marco Regulatorio de Sociedad de la Información del Plan eLAC. Asesor Legal del ccTLD .PE

Más del columnista

Erick Iriarte

Perú digital 202124 Ene 2021 | 4:51 h

Erick Iriarte

Una última batalla por un Perú digital20 Dic 2020 | 6:39 h

Perú digital 2021

“Si hay alguna independencia posible, es la libertad que la tecnología nos puede brindar, sin violar libertades y derechos”.

El Perú entra al 2021 con la esperanza de que a los 200 años de nuestra independencia, esta finalmente se materialice en los deseos de un Perú próspero y de bienestar social y económico para todos, donde el ejercicio de libertades y respeto de derechos sea el día a día. Esta era la esperanza a inicios del 2020, y llegó la pandemia.

El 16 de marzo ya estábamos en cuarentena, un virus que obligó a que las primeras acciones del Congreso de la República tuvieran que decidir cómo implementar sesiones virtuales, el Poder Judicial aceleró su proceso de expediente digital (de lento avance desde mediados de los 90), un sistema híbrido que mezcló procesos por casillas virtuales con firmas escaneadas (porque no se pudo desplegar la solución de firma digital para todos los abogados), mientras el Poder Ejecutivo enfrentaba el desafío de informar bien a las personas, abrir la economía que había sido cerrada abruptamente y, a su vez, el creciente número de fallecidos.

Todos nos vimos envueltos en la vorágine del trabajo remoto, la educación a distancia, la telemedicina, la compra por internet y el aumento del delivery de productos para evitar un posible contagio.

También la transformación digital les tocó a las empresas. Pasamos de sistemas de recepción física de facturas a desarrollos electrónicos y que incluso involucraron a los proveedores en la gestión financiera, en un ambiente de ciberseguridad.

El procurement básico pasó a ser eprocurement, y además tuvimos que apoyar a nuestros proveedores con plataformas de factoring. Si a eso añadimos los cumplimientos normativos en materia de protección de datos personales y de lucha anticorrupción, la salida para la continuidad de nuestros negocios se volvió digital.

Este 2021 es el año de lograr un #PeruDigital, porque si hay alguna independencia posible, es la libertad que la tecnología nos puede brindar, sin violar libertades y derechos. Bienvenida la revolución digital. Bienvenido el Perú Digital.