Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

Machu Picchu vuelve a latir26 Feb 2021 | 5:39 h

Editorial Editorial

La caída de dos heroínas25 Feb 2021 | 4:48 h

Editorial Editorial

Estrategias ante la pandemia24 Feb 2021 | 5:28 h

Editorial Editorial

La prioridad es el oxígeno23 Feb 2021 | 5:18 h

Lima, la multicultural

Sol y sombra de una ciudad que alberga a 10 millones de personas y que es un crisol de culturas.

Era un lunes de enero. Francisco Pizarro, luego de mandar, en días previos, a un comité de emisarios a visitar distintas localidades, dispone la creación de la nueva ciudad, “en nombre de sus majestades, el emperador Carlos V y su madre, la reina Juana”.

La ceremonia tuvo como participantes a españoles llegados con Pizarro, soldados a caballo y a pie, dos frailes, esclavos negros y una mujer, la morisca Beatriz.

El 18 de enero de 1535 en territorios del cacique Taulichusco, los españoles fundaban la Ciudad de los Reyes. A las orillas del Rímac, en un fértil valle costeño a orillas del mar. Su primer alcalde, Nicolás de Ribera, El Viejo, también fue de la partida fundacional.

Sobre el Damero de Pizarro, es decir, entre las 117 manzanas cuadradas de 450 pies de largo, separadas por calles rectas de 40 pies de ancho, se asentaban los solares que fueron repartidos entre los primeros vecinos de Lima.

Pizarro se destinó un lugar preferencial en la Plaza Mayor. Allí funcionaba además de la casa virreinal, la Caja Real y algunas otras dependencias oficiales de la ciudad. Algunos vestigios del montículo donde se ubicaba el gran solar aún pueden verse bajo el Salón Dorado del actual Palacio de Gobierno.

El fundador de Lima, Francisco Pizarro, fue asesinado en 1541 y su casona virreinal pasó a manos de la Corona, que así se cobraba viejas deudas impagas. La historia turbulenta de la conquista española lo alcanzó en la mano del hijo de su socio, Diego de Almagro el Mozo.

Han transcurrido 486 años de fundación española y la ciudad es ahora una de las más pobladas del planeta, comparable por estar asentada en un desierto como El Cairo o hiperpoblada como Ciudad de México, con 9 millones 847 mil habitantes según datos del INEI.

Somos la ciudad de todas las sangres arguedianas. Crisol de culturas y de razas. Espacio urbano del que se apropian los migrantes cuando llegan a instalarse a la capital. Un rincón del Perú profundo en cada uno de sus distritos. Una mixtura contemporánea y moderna, tradicional, andina y urbana. Una fotografía viva de lo que somos. Feliz aniversario, Lima.