Irma Del Águila

Irma Del Águila

Por ahí
Socióloga y narradora. Exdirectora académica del programa “Pueblos Indígenas y Globalización” del SIT. Observadora de derechos humanos por la OEA-ONU en Haití. Observadora electoral por la OEA en Haití, veedora del Plebiscito por la Paz en Colombia. III Premio de Novela Breve de la Cámara Peruana del Libro por “El hombre que hablaba del cielo”.

Más columnas

Irma Del Águila

Populismo en Guadalajara26 Set 2021 | 8:15 h

Irma Del Águila

Un 11 de septiembre, nuestro 11 de septiembre12 Set 2021 | 7:18 h

Irma Del Águila

Somos peruanos (Perusuyumantam kanchik)29 Ago 2021 | 5:16 h

Irma Del Águila

A Maricarmen Alva se le ve la hilacha15 Ago 2021 | 6:54 h

Vacunas: ¿los últimos serán los primeros?

“Si de reducir la tasa de contagio del virus (R) se trata, vacunar primero a esas personas ‘esenciales’, que son las más expuestas al trato con otras personas, sería lo lógico”.

Por: Irma del Águila

La falta de camas UCI ante el severo incremento de casos que hablan de una segunda ola y, como los males no llegan solos, la noticia del arribo de la nueva variante británica de la COVID-19, con mayor poder de transmisión, nos colocan nuevamente ante un escenario dramático.

La buena noticia es que la vacuna Sinopharm llega y que, como señala el doctor Germán Málaga, investigador de la Cayetano Heredia, no pierde efectividad ante la variante. ¿Cuándo y en qué orden se vacunará? El Plan Nacional de Vacunación contra la COVID, aprobado en octubre, contempla 3 fases. La fase 1 apunta a proteger el sistema de salud y personal de primera línea. En consecuencia, se vacunará a los trabajadores de salud, fuerzas armadas y policiales, bomberos, personal de limpieza y miembros de las mesas electorales. En la fase 2 se encuentra la población vulnerable, adultos mayores, comunidades nativas, personas con comorbilidad, personal del INPE y reos. Pero en la fase 3 el Plan es sucinto, solo menciona a la población de 18 a 59 años. En esta fase, se señala, se buscaría “reducir la transmisión”. Si es así, resulta indispensable desarrollar criterios para programar una vacunación ordenada y escalonada a ese enorme “resto” del país. En Francia, la fase 3 contempla vacunar primero a las personas mayores, comprendidas entre los 50 y 64 años, pero también a las personas que laboran en los sectores considerados “esenciales” en tiempos de pandemia: mercados, escuelas y seguridad.

Si de reducir la tasa de contagio del virus (R) se trata, vacunar primero a esas personas “esenciales”, que son las más expuestas al trato con otras personas, sería lo lógico. Desde el punto de vista epidemiológico, no tiene el mismo impacto vacunar a una persona que teletrabaja desde su hogar que al cobrador de un micro del Cocharcas José Leal o a una comerciante de carnes del mercado Santa Anita. Los criterios deben enunciarse de forma clara y mostrar consistencia con nuestra situación epidemiológica y prioridades sanitarias.