Sonaly Tuesta

Sonaly Tuesta

La costumbre

Más columnas

Sonaly Tuesta

Mi Perú10 Abr 2021 | 5:17 h

Sonaly Tuesta

Nuestra Semana Santa27 Mar 2021 | 5:11 h

Sonaly Tuesta

Estela Casanto Mauricio20 Mar 2021 | 11:58 h

Sonaly Tuesta

Comunidad virtual13 Mar 2021 | 5:48 h

Ha llegado nuestra Ekeka

“Muchos de ellos están asociados al que la mujer da mala suerte. ‘Eso tiene que cambiar’, decreta”.

Hemos creado comunidad, desde lejos, pero creyéndonos y decretando en la práctica que no estamos solas. Desde nuestras realidades apalancamos sabidurías y seguimos avanzando cueste lo que cueste. Es momento de conquistar para nosotras la libertad sin ningún tipo de sesgo ni amenaza. Por eso, cada propuesta que nace de la solidaridad, de la búsqueda del bien común, de la honestidad, nos emociona y nos unimos a ella.

Inspiradora como siempre, Violeta Quispe Yupari ha creado una ekeka sarhuina. La imagen no pretende dejar de lado al ekeko tradicional, sino generar una alternativa potente para reflexionar sobre algunas creencias dictadas desde el patriarcado y que muchas veces heredamos con naturalidad y sin cuestionamientos.

“Soy de las creyentes de la espiritualidad y de los pensamientos positivos. Buscando mis cábalas, distinguí por todos lados: budas, bueyes, toros y EKEKOS, imágenes que atraen la buena suerte”, escribe Violeta debajo de la mujer de la abundancia decorada por símbolos como la rueca y el waqrapuku, las flores, la salud, la pollera multicolor, el sombrero, las semillas, la maleta de viaje, la beca de estudios, el amor, el dinero, su voz poderosa y su mensaje #niunamenos.

La anécdota de esta creativa versión de la estatuilla de la fertilidad y la alegría parte de un diálogo con el vendedor de amuletos para el nuevo año. Violeta, curiosa y provocadora, le pregunta:

- ¿Señor, tendrá EKEKAS?

Y el hombre en tono burlón le responde:

- Las mujeres dan mala suerte.

La expresión literal, tal y como la recuerda, le permite a Violeta hurgar en los mitos y rumores con los que ha crecido y se da cuenta de que así es. Muchos de ellos están asociados al que la mujer da mala suerte. “Eso tiene que cambiar”, decreta.

Entonces le da vueltas al tema y piensa en ella misma: “Soy mujer, soy artista y puedo crear mi propia buena suerte desde la igualdad y así lo hice”.

¡Tukuy suquwan kusikuy kay 2021 musuq watapi!