Editorial Editorial

Editorial

La República

Más del columnista

Editorial Editorial

Alto rendimientoViernes 22 Ene 2021 | 9:58 h

Editorial Editorial

Nuevas medidasJueves 21 Ene 2021 | 9:11 h

Editorial Editorial

Se inicia la era BidenMiercoles 20 Ene 2021 | 8:30 h

Editorial Editorial

Lima, la multiculturalMartes 19 Ene 2021 | 10:51 h

Clima de cambios

La reforma es el verdadero respaldo a la Policía.

El Gobierno ha decidido remover al alto mando policial y sentar las bases de una reforma policial como primer resultado del uso excesivo de la fuerza por parte de la PNP los días de las protestas ciudadanas contra el golpe parlamentario. Las medidas avanzan sobre otros aspectos para atajar los casos de corrupción en la institución policial.

La decisión del presidente Francisco Sagasti y del ministro del Interior, Rubén Vargas, implica el pase al retiro automático de 3 tenientes generales y 15 generales de la PNP. Luego de esta renovación, la dirección policial tiene un nuevo comandante general, el general PNP César Cervantes.

Otras medidas han sido anunciadas, entre ellas la instalación de una comisión de bases cuya misión será recomendar acciones en un plazo de 60 días para fortalecer y modernizar la institución policial. La comisión estará liderada por el ministro del Interior y contará con la participación de la sociedad civil y la misma PNP. Del mismo modo, se ha dispuesto que la Autoridad Nacional del Servicio Civil (SERVIR) suministre a la PNP gerentes públicos para la gestión de sus sistemas administrativos y presupuestales y solicitar a la Contraloría General de la República que realice el control concurrente de la gestión administrativa de la institución policial.

La medidas de orden institucional eran necesarias, además de las investigaciones internas sobre los mencionados sucesos y las que ha iniciado la fiscalía. En el orden operativo, las decisiones están dirigidas a evitar las denuncias de corrupción que dañen la moral de los efectivos.

El mejor respaldo que puede tener la Policía es la reforma, es decir, un conjunto de cambios que esperan hace tiempo y que cada vez que se inician son cortados por fuerzas oscuras que viven de desgobierno y de las malas prácticas arraigadas.

Los últimos días se escuchan voces interesadas que pretenden un apoyo interesado a la Policía, sugiriendo que no se toque nada, inclusive los actos que llevaron a la muerte de dos jóvenes y a decenas de heridos. Es fácil identificar esas voces que tienen una baja estima por la PNP –solo basta recordar su papel en el Baguazo, por ejemplo– en tanto que su propósito es alimentar el encono.