Lucia Solis

Lucia Solis

Casa de Brujas
Periodista feminista, activista y editora de género en Grupo La República. Licenciada en Comunicación y Periodismo por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas y máster en Estudios de Género por la Universidad Complutense de Madrid (en curso). @lamenstruante lucia.solis@glr.pe

Más columnas

Lucia Solis

Roe vs. Wade: retroceder 50 años 30 Jun 2022 | 7:44 h

Lucia Solis

“Lightyear” y los ideólogos del odio23 Jun 2022 | 7:23 h

Lucia Solis

Paleontología jurídica16 Jun 2022 | 7:37 h

Por nuestros derechos reproductivos

“El Poder Judicial ordenó que la AOE se siga distribuyendo y, otra vez, la ALA desconoce la necesidad y urgencia de políticas públicas...”.

Las mujeres peruanas hemos tenido que luchar por nuestros derechos uno a uno. Y aunque ha habido victorias, quedan pendientes la autonomía sobre nuestros cuerpos, la enseñanza de una educación sexual integral, el acceso a un aborto libre, seguro y gratuito o métodos de prevención del embarazo. Somos la excepción, nunca la norma.

Por eso celebramos cada conquista, que es el resultado de luchas históricas feministas: el voto femenino y la validez de nuestra voz para divorciarnos son solo algunas de ellas, triunfos obtenidos a punta de activismo y pelea. Nuestro país, con miles de desaparecidas durante el tiempo que lleva el estado de emergencia y decenas de feminicidios, es un campo de disputa de nuestros derechos también.

Pero así como saludamos y nos mantenemos vigilantes ante el cumplimiento de cada libertad lograda, nos defenderemos de los intentos de grupos antiderechos por desconocer estos logros, como la distribución gratuita de la Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE) en los hospitales, ahora uno de los principales blancos de quienes buscan atentar contra nuestra autonomía.

La organización religiosa ALA Sin Componenda viene, desde hace más de 15 años, atacando este logro por los derechos reproductivos de las mujeres de forma constante. Ante una de sus primeras demandas, la Corte Superior de Lima incluso dijo que la píldora tiene ‘efectos abortivos’. A partir de la difusión malintencionada de información incorrecta sobre el tema, se atenta contra las mujeres y se las violenta al negarles el acceso a una salud reproductiva eficiente y con gestión responsable.

Hace un año, y a través de una resolución, el Poder Judicial ordenó que la AOE se siga distribuyendo y, otra vez, la ALA desconoce la necesidad y urgencia de políticas públicas con enfoque de género con una apelación. Permaneceremos alertas. Porque no se trata de debates religiosos sino de salud pública. Porque las mujeres no somos vasijas reproductivas, ni sellarán nuestros proyectos de vida lógicas machistas y conservadoras.