Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo

Más del columnista

Augusto Álvarez Rodrich.

La nube gris que nubla su caminoMartes 22 Sep 2020 | 10:26 h

Augusto Álvarez Rodrich.

La doctrina política del pato cojo Lunes 21 Sep 2020 | 10:09 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Ojalá que no se le suban los humosDomingo 20 Sep 2020 | 12:33 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El suicidio en vivo de la democracia Sabado 19 Sep 2020 | 10:12 h

El presidente no puede ir a una chingana

¿Habrá vacancia presidencial este viernes en el Congreso?

El presidente Martín Vizcarra puede, ante la amenaza de la vacancia, asistir este viernes al pleno del congreso para defenderse, pero, antes, debería sopesar el riesgo de que, quien personifica a la nación, sufra los agravios de una representación como la actual que, lamentablemente, ha convertido al congreso en sucursal de manicomio.

Esto podría ser innecesario si el Tribunal Constitucional concede hoy la medida cautelar planteada por el gobierno, lo cual, de paso, aguaría el show montado por el presidente del congreso, Manuel Merino, como cereza en torta de su complot antidemocrático.

Este es hoy, para empezar, un congreso desprestigiado por estar presidido por Merino, cabecilla de una conspiración, tocador de puerta de cuarteles, y armador de gabinetes cuando todavía le faltaba poner la pata de cabra en la puerta de palacio de gobierno.

Agrava la situación que el acusador del presidente Martín Vizcarra para que Merino lo reemplace sea su compinche Edgar Alarcón, destituido de la contraloría por impresentable y encargado de Antauro Humala en la misión imposible de sacarlo de la cárcel.

Pero el problema supera a este dúo dinámico del complot, pues cualquiera que haya visto una sesión del pleno o de varias comisiones sabrá que este congreso es hoy un espacio donde no hay un debate inteligente de ideas, ni donde se tiene el respeto elemental por quien posea una opinión distinta.

La vacancia ya se cayó por falta de votos, pero un auditorio con gente como Cecilia García, José Vega, Daniel Urresti o José Luna, por solo citar a algunos bochincheros de este congreso mediocre, adicto a la inconstitucionalidad, prepotente y con mucha corrupción, no es un sitio apropiado para que se exponga el presidente de la república, quien según el artículo 110° de la constitución “personifica a la Nación”.

En todo caso, enviar un texto al congreso puede ser la mejor manera de participar en la sesión del viernes a las diez de la mañana, si acaso esta se llega a producir, pero no debiera dejar de lamentarse la terrible degradación de un parlamento que, cada día, se supera a sí mismo en la producción de agravios y necedades. El país no merece que el jefe de estado sea agraviado en una chingana de mala muerte.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.