Columnista invitado

Columnista invitado

La República

Más columnas

Columnista invitado

Los 10 años de dos hitos08 May 2021 | 4:52 h

Columnista invitado

Entre males menores y saltos de fe07 May 2021 | 13:58 h

Columnista invitado

Tantas veces Pedro07 May 2021 | 5:22 h

Columnista invitado

Transición ecológica para el Perú, una ley urgente04 May 2021 | 12:09 h

Pan y tecnología

“Conclusión: en el futuro ya no seremos pobres porque tendremos pan y tecnología; lo que tenemos que evitar es que se conviertan en pan y circo”.

Miguel Hadzich - Profesor, investigador PUCP

¿Cómo nos hubiera ido en la cuarentena sin internet o electricidad? Felizmente la tecnología nos salvó y yo creo que puede salvar al mundo también, si se quiere; pero todavía no se quiere. Expliquemos.

La tecnología llegará a todos sin excepción, aunque desgraciadamente llegará manteniendo la desigualdad de oportunidades porque la tecnología no se mueve sola y tampoco por igual. La tecnología es diseñada y controlada por humanos y son las actitudes de los humanos las que generan los problemas.

Algunas tecnologías –como las de comunicación– pueden ser usadas como arma de dominación, aunque parezca de inclusión, y pueden terminar lavándonos las mentes o mantenerlas ocupadas para que no tengamos tiempo de pensar.

Los romanos decían “pan y circo” con el fin de desviar la atención del pueblo cuando realizaban oscuras gestiones políticas, y les fue muy bien. ¿Ahora tenemos el circo en nuestras manos?... Es que en un celular tenemos de golpe lo que nunca pensábamos tener: teléfono, cámara fotográfica, televisión, películas, juegos, noticias, y también podemos comprar comida, ropa, todo; podemos tomar taxis, no perdernos con los mapas, tener colecciones de música, fotos; conversar en todo instante por WhatsApp, Facebook, Instagram, Zoom y tener acceso instantáneo a cualquier información a través de Google, YouTube, Pinterest, Issuu, aparte de las apps especializadas y software para cada una de nuestras profesiones y curiosidades; y ahora incluso tenemos a nuestros profesores en nuestras propias casas.

La tecnología también nos puede dar el pan, esa tecnología ya existe pero está esperando ser usada porque todavía no es negocio. En el Perú tenemos tecnologías que pueden solucionar nuestros problemas, pero la actitud de nuestros gobernantes hace que primero prefiramos lo extranjero y aquello en que se pueda ganar más. Por ejemplo, después de la cuarentena y muchos muertos, recién nos enteramos de que producimos nuestras propias plantas de oxígeno a precios asequibles, mientras que las autoridades solo piensan en importar hasta el oxígeno que está encima de nosotros. También conocimos que varias instituciones peruanas ya han investigado y construido respiradores artificiales y recién estamos empezando a ayudarlos.

En el futuro la tecnología podrá solucionar todo, por ejemplo los carros nunca se chocarán porque los sensores accionarán los frenos antes del choque, los borrachos no podrán conducir porque el carro no encenderá al sentir el olor del alcohol; así mismo, las minas se volverán ecológicas, las medicinas serán baratas, la educación será gratuita y universal, los enfermos serán curados a distancia y hasta la comida se imprimirá en 3D; actualmente mucho de esto ya se hace.

Por ahora todo funciona según la conveniencia de solo unos pocos y tenemos que esperar a que sus “planes de negocio” se vuelvan rentables política y financieramente; y es obvio que la ética no está considerada dentro de esta ecuación.

Conclusión: en el futuro ya no seremos pobres porque tendremos pan y tecnología; lo que tenemos que evitar es que se conviertan en pan y circo.