Rafael Roncagliolo

Rafael Roncagliolo

Cara al futuro

Más del columnista

Rafael Roncagliolo

¿Tenemos algún futuro?Sabado 19 Sep 2020 | 10:02 h

Rafael Roncagliolo

Al fin de esta batallaSabado 12 Sep 2020 | 9:48 h

Rafael Roncagliolo

Defensa de la OEA y la CIDHSabado 05 Sep 2020 | 10:42 h

Rafael Roncagliolo

La sumisión del rebañoSabado 29 Ago 2020 | 11:28 h

Vientos de fronda

“Cualquier cosa puede acontecer entre hoy y las elecciones recién convocadas para el 11 de abril del 2021. Unas elecciones que se dirimirán entre civilización y barbarie”.

Pocas veces en nuestra historia hemos llegado al caos constitucional, jurídico y político, en que se encuentra hoy el Perú. La política se ha vuelto, más que nunca, terreno de venganzas subalternas y chairas al aire. Lo que nos pasa supera lo que la razón puede especular. Más aún. Supera a la imaginación más desbordada.

Cualquier cosa puede acontecer entre hoy y las elecciones recién convocadas para el 11 de abril del 2021. Unas elecciones que se dirimirán entre civilización y barbarie, para usar las palabras preferidas del argentino Sarmiento. Mirémoslo dentro del paisaje regional. Aunque mal de muchos, sea consuelo de tontos. Todo el vecindario se encuentra alborotado, desarticulado, desencajado.

En Bolivia, se prepara con ahínco un proceso electoral, convocado para el 6 de setiembre próximo, que carece de las más mínimas garantías de limpieza por parte de un gobierno que, debiendo ser provisional, se ha vuelto restaurador. La presidenta y candidata Jeanine Añez ha tratado de evitar las elecciones y ahora pretende proscribir al candidato que goza de las preferencias en todas las encuestas. Las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Iglesia católica reclaman limpieza. La OEA, por supuesto, calla en todos los idiomas. Ya no es su tarea velar por elecciones limpias, cuando estas no convienen.

En Chile, por la pandemia, se ha tenido que postergar para el 25 de octubre un referendo sobre reforma constitucional que, sin duda, certificará el deterioro de uno de los sistemas de partidos políticos más sólidos de la región. Partidos políticos, por si acaso, se llama a unas organizaciones que también existían, tiempo atrás, en el Perú.

No se crearán con leyes. En toda la región asistimos al mayor retroceso, en mucho tiempo, respecto a la capacidad de acción colectiva. Lo que está ocurriendo con la elección del nuevo presidente del BID es el mejor ejemplo de la actual falta de previsión y ausencia de pensamiento estratégico en América Latina. Los gobiernos de América Latina y el Caribe han dejado correr la candidatura del estadounidense Claver-Carone.

Contra el acuerdo, enunciado por el presidente Eisenhower ya en 1958, y siempre cumplido, de que fuera un latinoamericano quien asumiera dichas funciones. Actuando así, ponen en peligro la vida misma del Banco. El senador Leavy, de los Estados Unidos, ha afirmado, en relación al candidato de Trump: “… esta postulación podría poner en peligro el apoyo de los Estados Unidos y la cooperación con esa institución.

Además, si el Departamento del Tesoro de EEUU y otros accionistas del BID creen que este candidato ayudará a generar apoyo para un aumento de capital para el Banco en el Comité de Asignaciones del Senado de EEUU, del cual soy vicepresidente, el Sr. ClaverCarone es el candidato incorrecto para facilitar tal aumento”.

Ahora todos diremos: no se previó. ¿Habrá quien diga: no previmos? No son buenos estos tiempos de dilemas cruciales. Pero como decía el poeta costarricense Isaac Felipe Azofeifa “nunca es más oscuro que cuando va a amanecer”.