Sonaly Tuesta

Sonaly Tuesta

La costumbre

Más del columnista

Sonaly Tuesta

¿Es tan difícil reconocernos?Sabado 08 Ago 2020 | 11:10 h

Sonaly Tuesta

Veinte añosSabado 25 Jul 2020 | 11:21 h

Sonaly Tuesta

Estamos en emergencia sanitariaSabado 18 Jul 2020 | 12:35 h

Que tal si hablamos...

“Ray, el coronavirus y más cuando uno es pobre. Anda a las justas. Lamentándose, pero no hay que ser upas, sino vivarachos y no palanganear en la calle porque el Covid viene de yapa”.

Mi compadre Fernando Santillán y yo ensayamos un diálogo al estilo de nuestra zona para mostrarles que también así hablamos el castellano.

-Ay Amito Gualamita, ay mama asunta, otro día encerraos y estos mis chushos ni se mueven. Lay, encima hace frío para levantarme de mi quisha. Y esta cushpirana ya ni abriga, creo que con poca lana lo ha urdido mi comadre.

Así, reflexiona Shabica, mientras se limpia el llicte de los ojos. Es una mañana cruda en Lima, lejos de su Chachapoyas. Se ha venido hace meses para atender a sus hijos que trabajan y estudian para forjarse un futuro.

-¡Au… supsiques, levántense ya! No estén pretestando que estamos en cuarentena para estar echaos. Claro, si vienen los yanasos, das, das ya estarían chuítas.

Con pereza y harto desánimo, Marita y el Jushte dejan la cama. Extrañan el solcito de Chacha y él se lamenta:

-Chau, por qué no lo traje mi poncho.

-Sí, pue, yo también, haciéndome la prosa lo dejé mi pañón.

Shabica medita y prepara el desayuno sancochando plátanos para tomar con el café:

-Qué será de ellos en estos días cuando ni hay harina para hacer cachangas; menos aún en detenerse a pensar en el purtumute o los tucsiches. ¡Llau, cómo me ha provocao!

Seguramente el almuerzo será mejor, porque acostumbrados a la modestia, podrán preparar un shirumbe o de repente un ucho de papas. Puede no haber plata, pero la panza nunca debe quedarse vacía.

Ray, el coronavirus y más cuando uno es pobre. Anda a las justas. Lamentándose, pero no hay que ser upas, sino vivarachos y no palanganear en la calle porque el Covid viene de yapa.