El epicentro

La OMS coloca a Sudamérica en el foco del auge de la pandemia.

Editorial Editorial
23 May 2020 | 5:22 h

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado hace unas horas que América del Sur se está convirtiendo “en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus. El director del Programa de Emergencias Sanitarias de este organismo, Mike Ryan, ha anotado su preocupación porque varios países de nuestra región experimentan el aumento sostenido de contagios.

Para la OMS, Brasil es un caso especialmente serio, aquel tiene más de 310 mil personas contagiadas y ha superado las 20 mil muertes. Los casos en el continente americano totalizan 2,22 millones, de los cuales 1,53 millones corresponden a Estados Unidos y 80 mil a Canadá.

En la Amazonía brasileña, según la OMS, puede encontrarse hasta 450 contagios por cada 100 mil habitantes, dentro de un cuadro general donde algunos estimados sitúan el subregistro de contagios hasta en 15 veces más. La extensión del país, además, dificulta una adecuada contabilidad de los casos y de los fallecimientos.

Brasil es el caso de un país que desde el inicio fue reacio a las medidas planteadas por la OMS y los especialistas. En el caso del Perú, que tuvo una reconocida y temprana reacción, que fue alabada por varios medios e instituciones internacionales, los resultados tampoco son auspiciosos. A la OMS le preocupa la presión de los contagios sobre los servicios de salud; la progresión de los casos colocan a nuestro país como la duodécima nación más afectada del mundo.

El señalamiento de la OMS no es gratuito; la Covid-19 pasó en términos geográficos de Asia a Europa, sin que en el primero de esos continentes haya ocasionado una gran destrucción, como lo hizo con Europa, dejando a su paso una estela de rápidos contagios y de muertes en países cuyos sistemas de salud tienen mayor calidad de servicio y cobertura, con Italia, España, Francia y Reino Unido como los más perjudicados.

Los especialistas indican que el desembarco del virus en América expresa su capacidad de mutación, presentando características nuevas. La Covid-19 se posa sobre una región desigual en sus servicios sanitarios, la mayoría de ellos desprotegidos y con bajo financiamiento. Esa desigualdad ha sido fundamental en la evolución de la pandemia en cada país.

No es esta la única variable; en nuestro caso ha sido crucial para el progreso de los contagios los problemas estructurales, entre ellos la pobreza y la informalidad. El grueso de los contagios se ha producido durante la cuarentena tanto por las razones señaladas como por el relajamiento del riesgo, que forman parte de las carencias del sistema, y que alude tanto a las autoridades como a la sociedad.

Video Recomendado

Lazy loaded component