Alberto Adrianzén

Alberto Adrianzén

Disidencias

Más columnas

Alberto Adrianzén

De la pandemia a la infamia: la vacuna presidencial18 Feb 2021 | 3:52 h

Alberto Adrianzén

Hablemos de los “extranjeros”04 Feb 2021 | 3:20 h

Alberto Adrianzén

EE. UU. y los nuevos monstruos21 Ene 2021 | 5:33 h

Alberto Adrianzén

Integración y progresismo07 Ene 2021 | 5:58 h

¿Qué conversaron?

“Es importante saber qué fue lo que conversaron, además de la pandemia, los presidentes Trump y Vizcarra hace unos días. Me pregunto si hablaron de una posible invasión”.

Hace unos días un comunicado de la Casa Blanca informó que el presidente Donald Trump y el presidente Martín Vizcarra “conversaron por teléfono”. Según El Comercio, en dicha conversación “Trump reconoció “el inmenso desafío que enfrenta Perú con respecto a la pandemia del coronavirus, y elogió la valentía y la firmeza del pueblo peruano en su determinación de reducir la incidencia del virus en su país” (11/05/20). Incluso, Trump ofreció “apoyar las necesidades médicas del Perú” para continuar combatiendo esta pandemia.

Es curioso que el presidente Trump “apoye” la estrategia del gobierno peruano para combatir esta pandemia, cuando él tiene una estrategia radicalmente distinta. Trump ha llamado a sus seguidores a que marchen en varios Estados, y que algunos de ellos lo hagan armados, para oponerse a la cuarentena decretada por varios gobernadores demócratas. Estos seguidores “trumpistas” acusan a estos gobernadores de ser “comunistas” por violar su derecho a la libertad y al trabajo. Al final de la conversación, así dice el comunicado de la Casa Blanca, Trump expresó su agradecimiento a Vizcarra por haber sido un “firme defensor del retorno de la democracia en Venezuela y por defender la libertad en toda la región”.

Sin embargo, lo más curioso no son las felicitaciones que recibió el presidente Vizcarra, sino que esta conversación se haya dado luego del fracasado intento de un grupo de mercenarios contratados por la empresa militar norteamericana Silvercorp de desembarcar en las costas venezolanas para realizar acciones armadas y secuestrar a Nicolás Maduro.

Sin bien Mike Pompeo ha declarado que el Departamento de Estado no ha estado “involucrado de manera directa en la ejecución de esta operación”, según el periodista venezolano Leopoldo Puchi, “lo que está por definirse es si esa contratista recibió su respectiva licencia para suministrar y ejecutar los servicios previstos en el contrato, licencia que es otorgada por el Departamento de Estado a través de su oficina Directorate of Defense Trades Control Licencing (DTCL)… En principio, desde la óptica de la política estadounidense, no hay razón para que se le negara la licencia a Silvercorp, para que cumpliera con los términos de la contratación”, que no son otros que realizar acciones armadas en Venezuela y secuestrar a Maduro. Esto explicaría por qué Mike Pompeo afirma que su gobierno no ha estado involucrado “directamente” en esta acción militar.

Se dice en esta historia medio cómica que “el señor Jordan Goudreau, dueño de la empresa Silvercorp, ofreció invadir Venezuela, por un menor precio que la empresa Blackwater, de propiedad del señor Erik Prince” (Luis Varese: “Tres silencios cómplices y el libre mercado de la invasión”: 08/05/20). Da ganas de gritar viva el mercado libre de las invasiones militares.

Mientras todo esto ocurría y días antes de la conversación entre ambos presidentes, en una entrevista con la cadena Fox y luego de decir que su gobierno no estaba comprometido en esta operación, Trump explicó en un tono medio jocoso: “Si yo quisiera ir a Venezuela, no lo haría en secreto... No enviaría un pequeño grupo. No, no, no. Sería llamado un ejército” (Infobae: 08/05/20).

Por eso es importante saber qué fue lo que conversaron, además de la pandemia que nos azota, los presidentes Trump y Vizcarra hace unos días. Me pregunto si hablaron de una posible invasión.