Eloy Jáuregui

Eloy Jáuregui

Animal urbano
Cronista, poeta y profesor en la Universidad de Lima. Estudios en Lingüística y periodismo. Editor en la mayoría de los medios peruanos y corresponsal en revistas del extranjero. Autor de una treintena de libros sobre comunicación, lenguajes alternativos y culturas urbanas. Con premios en Casa de la América y Prensa Latina (Cuba) y Etecom-Perú.

Más columnas

Eloy Jáuregui

Engranajes de las sectas12 Oct 2021 | 7:22 h

Eloy Jáuregui

Esa madrugada de octubre05 Oct 2021 | 7:56 h

Eloy Jáuregui

De favores y privilegios28 Set 2021 | 6:41 h

Eloy Jáuregui

Utopía y distopía21 Set 2021 | 5:50 h

El diario y los sueños

“El Diario Marka vivió hasta 1985. Y fue intenso, rotundo, valiente. Como es el Perú. Fue un aliento joven para el nuevo periodismo”.

Un día como hoy, hace 40 años, fundamos El Diario Marka. Una experiencia de prensa alternativa en el Perú. Un periódico de izquierda respaldado por sus partidos representados en un accionariado y directorio único como un ejercicio empresarial sin precedentes y, que un año más tarde, fuese mejorado por La República.

Los diarios casi siempre fueron tentáculos de la oligarquía y grupos de poder: El Comercio, La Prensa, La Crónica, etc. Con la dictadura de Morales Bermúdez, la lectoría era bajísima y la prensa tenía de todo menos calidad. En ese escenario, Editora Runamarka, que publicaba desde 1975 la revista Marka, apostó por un diario para interactuar con los trabajadores que no merecían ningún espacio en la prensa diaria hasta 1980, que, para variar, era un año de crisis económica, inflación galopante, huelgas y movilizaciones populares.

La casona quedaba en la Av. Salaverry. Llegué, llegamos. Los maestros nos esperaban, César Lévano, Paco Landa, Ricardo Uceda, Humberto Castillo, Carlos Castro, Elmer Olórtegui. Y con ellos aparecimos con Blanca Rosales, Víctor Cumpa, Eduardo de la Pinella y otros.

El Diario Marka vivió hasta 1985. Y fue intenso, rotundo, valiente, dramático. Como es el Perú. Fue un aliento joven y brioso para el nuevo periodismo. Un poema en medio de la borrasca de esos años.