Empresa de distribución eléctrica realizó operativo contra las conexiones clandestinas

Operativo de la empresa Hidrandina se realizó con el apoyo de la policía.

Cientos de familias eran beneficiadas. Foto: difusión
Cientos de familias eran beneficiadas. Foto: difusión
La República

El hurto agravado de energía eléctrica, así como atentar contra la integridad de las personas y entorpecimiento del funcionamiento del servicio público de electricidad son los delitos en los que incurren las personas que tienen conexiones eléctricas clandestinas.

Frente a este contexto, la empresa Hidrandina, con el apoyo de la Policía Nacional del Perú, realizó una serie de operativos inopinados en diferentes distritos de Trujillo, donde pudo ubicar tres puntos clandestinos de electricidad.

En las últimas semanas, la empresa identificó que 130 familias en el Barrio 3B, del centro poblado Alto Trujillo se beneficiaban ilícitamente con el servicio eléctrico. Las conexiones clandestinas subterráneas cruzaban las calles poniendo en peligro a los transeúntes.

Mientras tanto, 290 familias se beneficiaban ilegalmente de conexiones clandestinas en el sector Semirustica Mampuesto (Trujillo) y en el distrito de Moche. Asimismo, 300 de ellas descubiertas por la empresa realizando este acto delictivo en asentamientos humanos.