EsSalud aplican tratamientos que evitan amputación a pacientes con pie diabético

Aproximadamente 3 millones de personas padecen diabetes en Perú. De ellas, 450 mil están en riesgo de ser amputadas por “pie diabético”.

Hospital Almenara evitó amputaciones a pacientes. Foto: EsSalud
Hospital Almenara evitó amputaciones a pacientes. Foto: EsSalud
La República

En plena pandemia de la COVID-19, el personal médico del Hospital Guillermo Almenara ha logrado salvar de la amputación de sus miembros al 93 % de pacientes hospitalizados por pie diabético.

El pie diabético es una condición que afecta cada vez a más peruanos. Esta puede presentarse en un paciente con una diabetes mal controlada, deficiencia circulatoria o pérdida extrema de sensibilidad.

El Dr. Carlos Calmett, jefe de la Unidad de Pie diabético, explica que estas ulceraciones, causadas por agente externo o por un inofensivo cayo, avanzan, crecen y se infectan fácilmente por falta de atención.

Este cuadro, sumado a los problemas de circulación y afectación de nervios y vasos sanguíneos, aporta menor sangre a los tejidos, pudiendo conllevar gangrena. Es en ese momento que se puede generar la necesitad de amputar como medida extrema para evitar que la gangrena avance.

Además, el Servicio de Pie Diabético del hospital Almenara cuenta con tecnología moderna como equipo VAC (eficaz en el tratamiento de cicatrización asistida por vacío), Eco doppler, Oximetría transcutánea, equipos de circulación y Servicio de cámara hiperbárica.

Calmett hace un llamado a la reflexión sobre esta enfermedad y recordó que la diabetes es congénita. Por ello, recomiendan pasar por chequeos preventivos, una vez al año en personas sin aquella herencia familiar y cada tres meses, si hay familiares directos que la padecen.