EN VIVO - Copa Libertadores: sigue el minuto a minuto de la final Flamengo vs. Palmeiras San Marcos - Últimas noticias del examen de admisión presencial que se realiza este sábado

Adolescentes del Bicentenario

¿Cómo son las y los adolescentes peruanos? En busca de esa respuesta, la Pontificia Universidad Católica del Perú y UNICEF han realizado el estudio cualitativo Ser Adolescente en el Perú que recoge las voces y vivencias de 66 estudiantes de segundo y cuarto de secundaria de escuelas rurales y urbanas de Lima, Cusco y San Martín. En esta nota, compartiremos algunos de los hallazgos sobre la familia, la vida escolar, las relaciones de pareja y la violencia.

La Republica
Difusión
La República

En Perú hay 3,2 millones de adolescentes. Entre ellos están sus hijos, sobrinos, hermanos menores o vecinos. Son chicas y chicos que forman parte de nuestra vida diaria, que tienen afectos, preocupaciones y anhelos, quizá muy parecidos a los que usted tuvo durante la secundaria. Esta nota es una invitación a ponerse en los zapatos de las y los adolescentes, porque solo conociéndolos y comprendiéndolos podremos derribar los prejuicios que existen en torno a ellos y ellas y generar las condiciones para su pleno desarrollo.

Padres, su opinión sí importa

Quienes piensan que dialogar con las y los adolescentes es hablarle a la pared están muy equivocados. Esta generación, que parece totalmente entregada a las pantallas y ensimismada, en realidad considera a la familia como lo más importante en su vida. Asocian a mamá y papá con la seguridad, contención y bienestar. Varios de las y los adolescentes entrevistados relatan historias de abandono como propias o de amigos y expresan mucho temor y preocupación ante esa situación.

Les resulta difícil distanciarse de las ideas y valores de sus progenitores, aunque desean hacerlo como parte de la conquista de su autonomía. Consideran que llevarse bien con sus cuidadores es no discrepar y temen tener tensiones con ellos.

Curiosamente, la importancia que chicas y chicos otorgan a las buenas relaciones con su familia no siempre encontraría eco en el hogar. Según un estudio de percepciones sobre adolescentes realizado por ICOM en el 2016, el 85% de los adultos considera que los padres no saben cómo comunicarse o hablar con sus hijas e hijos adolescentes.

Universidad: el gran sueño

Según Escale 2019 solo el 36,6% de estudiantes egresados de secundaria continúan estudios superiores. Preocupante situación porque a diferencia de los ochenteros, para las y los adolescentes del bicentenario estar en la universidad no es cosa de locos. Por el contrario, según el estudio cualitativo Ser Adolescente en el Perú, todos los chicos y chicas entrevistados aspiran a llegar a las aulas universitarias. Sin embargo, la mayoría siente que no sabe cómo cumplir este anhelo, y que ni la escuela ni la familia les ofrece orientación para alcanzarlo.

Temor a enamorarse

La adolescencia suele ser asociada a los primeros enamoramientos y al despertar de la atracción sexual. Pero, de acuerdo al estudio parece que si bien las y los adolescentes peruanos tienen un ideal de pareja no suelen involucrarse en relaciones sentimentales por el temor a un embarazo. Curiosa situación que evidencia el indisoluble asocio de enamoramiento con relaciones sexuales y el desconocimiento o desconfianza sobre los métodos de anticoncepción. La posibilidad de tener pareja también es asociada con dejar los planes de superación personal. Paradójicamente, según la investigación de ICOM apenas el 9% de adultos considera que “Los adolescentes son muy responsables con su vida sexual”.

Antiviolencia

Hija de una generación que pasó de la niñez a la adolescencia en pleno terrorismo, y testigo permanente de las noticias sobre feminicidios, la generación de los adolescentes del bicentenario rechaza toda forma de violencia: la sexual y de género; la que se da en la escuela y en la familia, y la de pareja.

Son enfáticos al señalar que la violencia por parte de docentes no debería existir y debe denunciarse. En cuanto al bullying reconocen que es altamente nocivo para las víctimas y que puede tener desenlaces fatales, como intentos suicidas. Además, a pesar de reportar una alta incidencia de episodios de violencia al interior de sus familias, consideran que se puede educar sin violencia y que en las parejas no se deben tolerar agresiones.

Muchos adultos dicen que no sabemos nada porque todavía no hemos vivido, que ya opinaremos cuando seamos mayores. Eso no es así porque sentimos, observamos, analizamos y con base en eso podemos opinar. Afortunadamente esta mentalidad ya está cambiando nos decía Sally, una adolescente de quince años como recordándole al mundo adulto que no se puede detener la rueda de la historia.

La generación del Bicentenario está hablando y hay que escucharla porque sus voces son claves para reimaginar un Perú mejor para las y los adolescentes, y por ende, para todo el país. Súmese a sus iniciativas a través de la petición ingresando aquí y conozca más de esta nueva generación a través del webinar Ser Adolescente en el Perú que se transmite este jueves 26 desde las 5.00 pm. por las redes de la República y las redes sociales de UNICEF Perú.