MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí los resultados e incidencias de la segunda vuelta
Mundo

La historia de Dorangel Vargas, el ‘Comegente’ que prefería la carne de hombres antes que de mujeres

La historia del asesino en serie que atemorizó a toda una población fue noticia en medios de Venezuela a finales de los 90. Al no contar con una infraestructura psiquiátrica carcelaria, no ha recibido una condena hasta ahora.

Dorangel Vargas fue noticia en medios venezolanos a finales de los 90. Aseguró que mató y comió a 10 personas en el estado Táchira. Foto: composición LR/Melanchoholicg
Dorangel Vargas fue noticia en medios venezolanos a finales de los 90. Aseguró que mató y comió a 10 personas en el estado Táchira. Foto: composición LR/Melanchoholicg
María José  Vargas

La estremecedora historia de Dorangel Vargas, conocido como el ‘Comegente’, fue noticia en Venezuela por la cantidad de crímenes que cometió. El hombre vivía en la indigencia en el estado fronterizo de Táchira, donde se comió a sus víctimas entre 1998 y 1999.

Cuando fue capturado, confesó haber asesinado a 10 personas, todos hombres, pero su historia de canibalismo había empezado desde 1995. Ese año fue declarado culpable de matar y comerse a un individuo identificado como Cruz Baltazar Moreno. Tras lo ocurrido, Vargas fue enviado a un centro de rehabilitación psiquiátrica, donde fue diagnosticado con una esquizofrenia paranoide.

El nombre verdadero del antropófago y asesino múltiple es José Dorancel Vargas Petro y nació el 14 de mayo de 1957 en El Vigía, estado de Mérida. Él señaló en una entrevista que dio para el portal de Analítica que se trasladó a Táchira para trabajar con su padre en el campo. Tiene 10 hermanos y su madre falleció.

Lazy loaded component

Fue liberado dos años más tarde, luego de que los médicos del centro consideraran que “no representaba un peligro para la sociedad”. Sin embargo, en 1999, miembros de Defensa Civil encontraron restos de dos jóvenes en un espacio cercano que podría señalar a Vargas y que prendió las alarmas de esa comunidad.

La primera hipótesis que rondó al caso es que se trataba de un asesinato cometido por narcotraficantes o bandas criminales que habían decidido deshacerse de los cadáveres. También se manejaba otra teoría, por ejemplo, que era de una secta satánica, la misma que hasta fue planteada en varios medios locales.

La investigación dio un giro y los restos hallados de los jóvenes coincidían con los nombres de las personas que habían sido reportadas como desaparecidas en esa zona.

Tras investigar en esa localidad, se halló una pequeña casa donde residía Dorangel. En el lugar, había ollas y recipientes con restos humanos listos para comer. En ese momento, Vargas dijo que cometió los crímenes.

Muchos de esos platos que preparó las compartió con personas que también vivían en la indigencia como él y desconocían la procedencia de la carne.

Dijo que se dedicaba a seleccionar a sus víctimas y se centraba en personas con edades comprendidas entre 30 y 40 años. Se enfocaba en hombres y descartaba a las mujeres como víctimas porque las consideraba “como flores”, según una entrevista que ofreció al canal RCTV en Venezuela.

Dorangel Vargas cuando fue capturado por las autoridades venezolanas en 1999. Foto: difusión

En otras entrevistas, Vargas comparó el acto de comer carne humana como si fuera comer peras.

El periodista Sinar Alvarado, que ha seguido el caso desde entonces, afirmó que cuando tuvo su primer encuentro con él, en 2004, para una entrevista, imaginó a un hombre agresivo y temible, pero recibió a un “paciente manso”, que costaría creer que haya cometido tales crímenes.

Describió a Vargas como un hombre desubicado en tiempo y espacio. Igualmente, pudo conocer más sobre parte de su diagnóstico con la “afectividad aplanada”, que ocurre cuando a una persona nada le afecta o perturba. Le parece normal matar e incluso comer del cadáver.

El llamado ‘Comegente’ ya tiene más de 20 años detenido en una misma celda y está ubicada en los calabozos de la Policía del estado Táchira.

Su caso ha sido un desafío para la justicia venezolana debido a que tiene un diagnóstico de enfermedad mental y no hay infraestructura psiquiátrica carcelaria disponible. La pena máxima en el país sudamericano es de 30 años, pero no ha recibido una sentencia hasta ahora, aunque en la actualidad continúa privado de su libertad.

¿Cuándo sale libre Dorangel Vargas “el comegente”?

Dorangel Vargas tienen más de 20 años recluído en una celda de la Policía del estado Táchira. Desde 2020, hay diversos rumores de que el “comegente” habría salido en libertad, sin embargo, esto es falso y se desconoce el futuro de su situación judicial.