Mundo

Esto deberá pagar la mujer que destrozó un local tras negarse a usar mascarilla

En Colombia, una mujer provocó numerosos daños contra un local. Ahora deberá pagar una cuantiosa suma de dinero para las reparaciones.

En los videos, se puede ver cómo Estefanía rompe parte de los equipos e implementos que se encontraban en el mostrador del local. Foto: composición/ captura de @mundonoticias20
En los videos, se puede ver cómo Estefanía rompe parte de los equipos e implementos que se encontraban en el mostrador del local. Foto: composición/ captura de @mundonoticias20
Mundo LR

Una mujer, identificada como Estefanía Morales Vergara, protagonizó un violento episodio en una oficina de Claro, ubicada en El Laguito, barrio exclusivo de Cartagena (Colombia). El incidente se originó cuando los trabajadores del local le pidieron a Morales que por favor se ponga una mascarilla.

En los videos de la escena, que fueron difundidos por redes sociales, se puede ver cómo Estefanía arremete contra la persona que la estaba atendiendo, mientras rompe parte de los equipos e implementos que se encontraban en el mostrador.

Aunque los testigos intentaban no acercarse a ella para no empeorar las cosas, las agresiones de la mujer fueron empeorando conforme pasaban los minutos. Incluso, un televisor que se encontraba en exhibición resultó perjudicado.

Finalmente, la mujer se tumbó en el suelo mientras balbuceaba. “¡Equivocados! (…). Los maldigo por las entrañas de Eva. Ay, mi mamá, mi mamá”, dijo poco antes de ser escoltada fuera del local por la Policía.

Lazy loaded component

“La mujer, oriunda de San Pedro, Antioquia, causó daños materiales en la parte interna de la empresa de telefonía Claro, dañando un televisor de 58 pulgadas, un teclado de computador, un monitor marca MLT, tres biométricos, cuatro separadores de vidrio, daños avaluados en 6 millones de pesos (casi 1.500 dólares), dejado a disposición de la Fiscalía”, detalla el informe de la Policía de Cartagena.

Algunos testigos comentaron a medios locales que la misma mujer ya habría protagonizado escándalos similares en la zona, en un hotel y una playa. La Policía dijo no tener registro de ello.