ELECCIONES 2022 - Dónde votar, a qué hora inicia la ley seca y todo sobre los comicios de este domingo
Mundo

António Guterres destaca la reafirmación de democracia colombiana tras victoria de Petro

El secretario general de la ONU apoyó el diálogo entre la administración saliente del presidente Iván Duque y el equipo de Gustavo Petro “para garantizar una transición armoniosa”.

Gustavo Petro se convirtió en el primer izquierdista en ganar la Presidencia de Colombia. Foto: AFP
Gustavo Petro se convirtió en el primer izquierdista en ganar la Presidencia de Colombia. Foto: AFP
Agencia EFE

El secretario general de la ONU, António Guterres, alabó este lunes 20 de junio al pueblo de Colombia por su “tasa de participación histórica” en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del último domingo, que dieron la victoria a la dupla formada por el izquierdista Gustavo Petro y Francia Márquez.

En un mensaje emitido esta tarde, Guterres subrayó el desarrollo pacífico de la votación de ayer “que reafirma la fuerza de la democracia colombiana y el progreso logrado con el proceso de paz” en el país, en referencia a la desmovilización de la mayor parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Guterres apoyó también el diálogo entre la administración saliente del presidente Iván Duque y el equipo de Petro “para garantizar una transición armoniosa”, y subrayó la plena disposición de la ONU para trabajar con el nuevo gobierno en la consolidación de la paz y el avance de los derechos humanos y el desarrollo sostenible”.

Petro, candidato de la coalición Pacto Histórico, se convirtió el domingo en el primer izquierdista en ganar la Presidencia de Colombia al obtener 11 279 917 votos en la segunda vuelta electoral frente a su rival, el populista independiente Rodolfo Hernández.

Más de 11 millones de colombianos (50, 44%) votaron por Gustavo Petro y Francia Márquez como presidente y vicepresidenta de Colombia. Foto: AFP

El triunfo de Petro consolida el ascenso de la izquierda latinoamericana

El compromiso de combatir la pobreza y la corrupción en la región más desigual del mundo y dar protagonismo a sectores históricamente marginados está llevando al poder en Latinoamérica a líderes de izquierda que, con diferentes perfiles y resultados, prometen la profundización democrática y el crecimiento económico igualitario.

El triunfo de Gustavo Petro, exmilitante de la guerrilla M-19 y exalcalde de Bogotá, marcó un hito en la historia de Colombia, la democracia más antigua de América Latina, donde jamás ha gobernado la izquierda, y abre la puerta a una nueva era en un país azotado por la injusticia social, la violencia armada, el narcotráfico y los altos niveles de corrupción.

La victoria de Petro, que tendrá como vicepresidenta a la luchadora ambientalista y feminista afroamericana Francia Márquez, se da en un ambiente de fuerte polarización, que ha dejado a la sociedad colombiana dividida en dos sectores con sensibilidades políticas y modelos de país antagónicos, y ha disuelto el modelo de alternancia en el poder que históricamente se dividieron gobernantes liberales y conservadores.

Un fenómeno muy similar al de Gabriel Boric, un joven político procedente de las filas del movimiento estudiantil que llegó al poder tras derrotar en diciembre pasado al ultraderechista José Antonio Kast en una contienda electoral de la que estuvieron ausentes los partidos que durante tres décadas protagonizaron la vida política de Chile.

El estallido social fruto del cansancio de los ciudadanos con el modelo económico y el sistema establecido confinó a un rincón de la actividad pública a las fuerzas políticas tradicionales, tanto en Colombia como en Chile.