“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
ONPE - Revisa aquí cuál es tu local de votación para las elecciones de octubre
Mundo

Sergio Massa, el tercer ministro de Economía de Argentina en un mes tras salida de Silvina Batakis

Batakis estuvo solo 24 días en el cargo. Nuevo “superministro” tendrá varias carteras unidas a su cargo mientras deberá manejar la crítica economía del país sudamericano.

En tanto, tras designación de Sergio Massa, Silvina Batakis presidirá el Banco Estatal de Argentina. Foto: AFP
En tanto, tras designación de Sergio Massa, Silvina Batakis presidirá el Banco Estatal de Argentina. Foto: AFP
Agencia EFE

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, designó este jueves 28 de julio a Sergio Massa, pieza fundamental del frente gobernante, como un nuevo “superministro” que intentará encarrilar la compleja economía del país sudamericano, azotada por fuertes desequilibrios que amenazan al crecimiento y golpean los bolsillos de los argentinos.

Tras la fuerte ola de rumores desatada sobre inminentes cambios en el gabinete del Gobierno, finalmente Fernández decidió reorganizar las áreas económicas del Ejecutivo “para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión”, según informaron fuentes oficiales.

Así, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca en una nueva cartera, que será comandada por Sergio Massa, actual titular de la Cámara de Diputados.

En tanto, Silvina Batakis, saliente ministra de Economía y que juramentó al cargo el último el 4 de julio, pasará a presidir el estatal Banco Nación; mientras que Daniel Scioli, que comandaba el Ministerio de Desarrollo desde mediados de junio, regresará como embajador argentino a Brasil.

Por otra parte, Fernández aceptó la renuncia de Julián Domínguez como ministro de Agricultura y la de Gustavo Béliz como secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, cargo que pasará a desempeñar Mercedes Marcó del Pont, hasta ahora titular del Fisco argentino.

El cambio en el gabinete es el tercero que se produce en menos de dos meses en un escenario de fuertes divisiones entre el ala kirchnerista, que responde a la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, y el peronismo más moderado, alineado con Alberto Fernández.