Mundo

La vez que Argentina tuvo hasta 5 presidentes en menos de 2 semanas

Un país a la deriva. Esta es la historia de la sucesión de presidentes bajo una grave crisis económica, política y social que ocasionó un estallido social y el nacimiento de nuevos horizontes.

Los cinco presidentes de Argentina en poco menos de dos semanas. Foto: composición LR / EFE / Clarín / Infobae / La Nación / Casa de América
Los cinco presidentes de Argentina en poco menos de dos semanas. Foto: composición LR / EFE / Clarín / Infobae / La Nación / Casa de América
Luis Guerrero

Habían pasado 10 años de un criticado liberalismo dirigido por Carlos Menem, cuando el 10 de diciembre de 1999 asumió la Presidencia de Argentina Fernando de la Rúa por la alianza entre la Unión Cívica Radical (UCR) y el Frente País Solidario (FREPASO). La fórmula obtuvo el 48,37% de los votos, en segundo puesto quedó Eduardo Duhalde con el 37,9% y tercero Domingo Cavallo con 10,2% de los votos.

Foto: composición de Jazmín Ceras

1. Fernando de la Rúa y el helicóptero

De la Rúa encarnaba la promesa de un cambio que mejoraría las instituciones y la vida de los argentinos. Una sombra rápidamente oscurecería la gestión del entrante gobierno: fueron acusados de sobornar a senadores para aprobar una ley de reforma laboral. Apenas se supo la noticia, derivó en la renuncia inmediata del Chacho Álvarez, compañero de fórmula presidencial.

La crisis económica, un problema crónico en Argentina, se agudizó y bajo este contexto, el Gobierno decidió anunciar el polémico “corralito”. La medida impuso restricciones para el retiro de depósitos bancarios. A los argentinos solo se les permitía extraer un máximo de 250 dólares semanales de sus cuentas, cantidad que no cubría el ingreso de la población mayoritariamente.

También se prohibieron las transferencias de dinero al exterior, todo en un contexto preocupante: la pobreza había aumentado más del 12% durante el período, tres de cada 10 ciudadanos estaban desempleados.

Inició el estallido.

Cientos de personas tomaron calles, plazas y puertas de bancos, golpeando cacerolas, reclamando que se les entregara su dinero. La situación empeoró cuando se declaró un estado de sitio y el enojo popular se propagó. Pronto miles de personas marchaban fuera de la Casa Rosada, sede gubernamental, exigiendo que se vayan todos.

Lejos de propiciarse un diálogo o alguna forma de negociación, la Policía reprimió las protestas, dejando cientos de heridos, alrededor de 4.000 detenidos en todo el país y 38 muertos. En medio del desconcierto y la violencia, De la Rúa abandonó la Casa Rosada en helicóptero y como última acción -antes de renunciar- derogó el estado de Sitio.

2. El breve paso de Federico Ramón Puerta

El 21 de diciembre de 2001 asumió como presidente provisional Ramón Puerta, en su corto periodo nombró a nuevos integrantes para el Gabinete nacional. Como se establece en el artículo 2 de la Ley 20.972, cuyo marco general da el artículo 88 de la Constitución Nacional, Puerta convocó en las 48 horas a la Asamblea Legislativa para elegir a quien debería desempeñar la presidencia hasta que un nuevo mandatario fuera electo.

3. Adolfo Rodríguez Saa y el escape en camioneta

Durante la Asamblea Legislativa, el 23 de diciembre de 2001, Adolfo Rodríguez Saa, gobernador de San Luis, fue elegido para ejercer la presidencia, con el apoyo de 169 votos a favor y 138 en contra. Juró hasta el 5 de abril de 2022 y llamó a elecciones anticipadas para el 3 de marzo.

Prometió un millón de empleos, seguros de desempleo y el cese de pagos de la deuda externa. A pesar de los anuncios, no logró tranquilizar a la gente, ya que anunció que se mantendría el corralito.

Días antes de año nuevo, el 28 de diciembre de 2001, se produjo otra masiva revuelta popular que comenzó con un paro de ferroviarios del Sarmiento y al que se sumaron incendios en varios trenes y destrozos en las estaciones. Para el medio día, cientos de personas protestaban en las puertas de la Corte Suprema, exigiendo su renuncia debido al rechazo al amparo presentado por un ahorrista perjudicado con el “corralito”.

Miles de personas marcharon durante la madrugada en Plaza de Mayo, un grupo intentó ingresar a la Casa Rosada. Otro grupo marchó hacia el congreso y lograron ingresar.

Al día siguiente, el gabinete puso a disposición su renuncia. El presidente atravesó la ciudad de Mar de la Plata hasta el aeropuerto escondido en una camioneta, escuchando los cacerolazos y los gritos de los manifestantes. En San Luis anunció su renuncia el 30 de diciembre.

4. Eduardo Camaño y la búsqueda de la paz

Tras las renuncias, la jefatura del Estado recayó en el segundo en la línea de mando, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Óscar Camaño, quien asumió por abandono el 30 de diciembre y por derecho el 31 de ese mes.

Camaño convocó urgentemente a la Asamblea Legislativa, aceptó la renuncia del Gabinete anterior, designó como jefe de Gabinete a Antonio Cafiero e invitó a sus familiares a un almuerzo a la Casa Rosada.

5. Eduardo Duhalde, el quinto en dos semanas

El 1 de enero de 2002 la Asamblea Legislativa se reunió para elegir un nuevo presidente, se acordó el nombramiento de Eduardo Duhalde, con 262 votos a favor, 21 en contra y 18 abstenciones. En su discurso prometió que “el que depositó dólares, recibirá dólares”, para intentar calmar a miles de protestantes que tenían su dinero en los bancos.

Asimismo, durante su gestión confirmó la moratoria del pago de la deuda externa, liquidó la convertibilidad del peso y aplicó un ajuste fiscal demandado por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Calmó la desesperación flexibilizando el corralito hasta que finalmente lo levantó.

Su mandato duró hasta la asunción de Néstor Kirchner, en mayo de 2003.