LO ÚLTIMO - Violador de menor de Chiclayo fue encontrado sin vida en penal de Challapalca EN VIVO - Tiroteo en Texas: mueren 14 niños, un profesor y el agresor en escuela primaria

Cristina Fernández recibe alta médica tras cirugía ginecológica

No es la primera vez que Fernández se somete a procedimientos quirúrgicos, ya que cuando estuvo al frente del Ejecutivo argentino tuvo dos operaciones en 2012 y 2013.

Fernández podrá retomar plenamente sus funciones a las tres semanas de la intervención. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP
Fernández podrá retomar plenamente sus funciones a las tres semanas de la intervención. Foto: Ronaldo Schemidt/AFP
Agencia  Europa Press

La vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha recibido el alta médica este sábado 6 de noviembre del Sanatorio Otamendi tras 48 horas de ingreso en las que ha sido operada de histerectomía. Fernández ha agradecido su trabajo al personal del centro hospitalario.

Quiero agradecer a todo el cuerpo médico, enfermeras, enfermeros y a todo el personal auxiliar del Sanatorio Otamendi, que nos atendieron con tanto profesionalismo y afecto. ¡Muchas gracias!”, ha publicado Fernández en su cuenta de Twitter.

Más tarde ha publicado una foto de una insignia nacional argentina de lana con un mensaje de agradecimiento: “Esta escarapela divina la tejió para mí Norita, que siempre me cuidó con mucho cariño. Gracias también a ella”, ha apuntado.

PUEDES VER: Elecciones en Argentina: esto es lo que sucede si no acudes a votar

Fernández podrá retomar plenamente sus funciones a las tres semanas de la operación, según recoge la agencia de noticias oficial argentina Télam. La vicepresidenta visitó el mismo centro para realizarse un chequeo programado hace un mes. También se sometió a unos análisis “habituales”, según informó su círculo.

Cuando Fernández de Kirchner estuvo al frente del Ejecutivo argentino, tuvo que someterse a dos operaciones quirúrgicas.

En 2012 se le extirpó la tiroides tras un diagnóstico que detectó nódulos. Los médicos constataron después que se trataba de adenomas foliculares, un tipo de tumor tiroideo no canceroso. En 2013 volvió al quirófano para ser operada de un hematoma subdural que tenía localizado entre el cerebro y el cráneo.