ONU pide al mundo árabe a invertir en sus jóvenes, si quiere evitar otra "primavera"

Plataforma_glr

Informe de la Organizacion de Las Naciones Unidas (ONU) advierte del riesgo de radicalización de las nuevas generaciones árabes y hace un llamado a evitar nuevas protestas como las que se desataron en el 2011.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluyó, en su último informe, que los países árabes deben invertir más en sus jóvenes con el fin de evitar que se repitan violentas revueltas como las que se desataron en el año 2011.

PUEDES VER: ONU nombra a Antonio Guterres como futuro secretario general

Dicho informe sobre el desarrollo humano en la región está dedicado a la situación de los jóvenes.

La región está desaprovechando su potencial de crecimiento y sentando las bases para que germine el extremismo violento -advierte el informe- pues tiene dos dos tercios de la población por debajo de 30 años, una tasa de desempleo juvenil que duplica la del resto del mundo y una educación desconectada del mercado laboral.

"Los principales avances de las dos últimas décadas (como la reducción de la pobreza extrema y la escolarización generalizada) están amenazados hoy, debido sobre todo al aumento de la desigualdad y la exclusión social de los jóvenes. Los responsables políticos (árabes) no pueden seguir ignorando estos problemas. Las recomendaciones del informe son un aviso, antes de que la región se hunda todavía más en el conflicto y la marginación”, indicó a El País Jad Chaaban, profesor adjunto de Economía en la Universidad Americana de Beirut y líder del equipo de especialistas que elaboró el informe.

El estudio "La juventud y las perspectivas del desarrollo humano en una realidad cambiante" analiza los retos y las oportunidades que tienen los jóvenes árabes, sobre todo a partir de los cambios que sacudieron a sus países en el año 2011.

"No estamos proponiendo una política para la juventud, sino que se permita a los jóvenes decidir su futuro", explica el coordinador del proyecto, Adel Abdellatif.

El objetivo del estudio es abrir un debate con responsables políticos y las nuevas generaciones en torno al futuro del desarrollo de los países de Oriente Próximo y el Norte de África.

El informe también concluye que los jóvenes están "insuficientemente representados en la vida pública" y esta marginación siembra las semillas de la inestabilidad.

Aunque se trata de la región del mundo con mayor proporción de jóvenes, ellos solo constituyen el 24% de la fuerza laboral  y el 18 % en el caso de las mujeres.

La región árabe reúne a solo 5% de la población mundial, sin embargo concentra el 68,5% de las muertes por guerras, el 57,5% de los refugiados, un 47% de los desplazados internos y un 45% de los atentados terroristas, según indica el estudio, basándose en cifras de 2014.