MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
Qatar 2022 - ¿Qué selecciones juegan este domingo 27 de noviembre?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Sigue el minuto a minuto de las carreteras bloqueadas en Perú hoy
Mundo

¿Quién fue ‘Willie’ Pickton, el granjero que alimentaba a sus cerdos con la carne de sus víctimas?

Conocido por ser un criador de cerdos, realizó por más de 2 décadas, dentro de su finca, fiestas salvajes con alcohol, drogas y prostitutas.

Del total de las 65 mujeres desaparecidas, las autoridades de Canadá solo hallaron pruebas y evidencias de seis de ellas. Foto: Composición LR/TS-KEYSTONE USA/AFP.
Del total de las 65 mujeres desaparecidas, las autoridades de Canadá solo hallaron pruebas y evidencias de seis de ellas. Foto: Composición LR/TS-KEYSTONE USA/AFP.
José Ortiz

Mona Wilson, una joven mujer natural de la ciudad de Alberta, ubicada al oeste de Canadá, ejercía la prostitución para mantener su adicción a drogas, entre ellas la heroína, y pagar sus cuentas personales, señalan los reportes locales.

Sin embargo, en noviembre del 2001, uno de sus clientes se aprovechó de esta vulnerabilidad y la convenció con engaños de que vaya a su granja diciéndole que había realizado una fiesta con todo tipo de sustancias ilícitas. Al llegar a su destino, Mona se encontró con la muerte.

Un granjero de apariencia tranquila y criador de cerdos fue quien abusó sexualmente para luego estrangularla. Luego de asesinarla, descuartizó el cuerpo, lo trituró con una moledora de carne y usó los restos para alimentar a sus cerdos. Robert William Pickton, más conocido como el ‘Descuartizador de Vancouver’, terminaba de cobrar la vida de una de sus tantas víctimas.

La granja del terror

Robert Pickton o ‘Willie’, como le decían cariñosamente, nació un 24 de octubre de 1949 en la comunidad canadiense de Port Coquitlam, en la Columbia Británica. Descendiente de una familia que se dedicaba a la crianza de cerdos, sufrió junto con sus hermanos abusos y violencia por parte de sus padres.

Con la muerte de sus progenitores en 1978, Pickton se hizo cargo de la granja y de las tierras de la propiedad ante la indiferencia de sus hermanos, quienes decidieron pasar por alto el negocio familiar.

A lo largo de dos décadas, Willie utilizó sus terrenos de más de 6.000 metros cuadrados como un cementerio de chatarra, vehículos fuera de servicio y, por su puesto, como criadero de cerdos. No obstante, su mayor atracción fue The Piggy Palace, un inmueble que inauguró dentro de sus tierras para organizar fiestas salvajes con alcohol, drogas y prostitutas.

¿Cómo asesinaba a sus víctimas?

Con un historial de crímenes cometidos entre los años 1978 y 2002, Willie recurría al distrito Downtown Eastside, el llamado barrio rojo de Vancouver para captar a sus víctimas. En ese lugar se encontraban mujeres de entre 19 y 46 años que no tenían lazos familiares, padecían problemas legales y eran adictas a un mundo de excesos, cuya única salida era mantener relaciones sexuales a cambio de dinero.

Aprovechándose de aquellas debilidades, el granjero las atraía hasta su finca para iniciar su matanza. Cada asesinato era distinto. A algunas las apuñalaba en todo el cuerpo, a otras las estrangulaba, e incluso mató a varias de ellas de un disparo en la cabeza.

Una vez muertas, el hombre procedía a descuartizar sus restos en una picadora de carne para, finalmente, darlos como alimento a sus cerdos. Del total de las 65 mujeres desaparecidas, las autoridades locales solo hallaron pruebas y evidencias de seis de ellas.

Arresto y sentencia del ‘Descuartizador de Vancouver’

El 22 de febrero de 2002, los agentes de la Policía arrestaron a Pickton y lo acusaron de asesinato en primer grado de dos féminas: Sereena Abotsway y Mona Wilson. Asimismo, en abril de ese año, los efectivos lo culparon de tres asesinatos más, los de Jacqueline McDonell, Diane Rock y Heather Bottomley.

Un sexto cargo de asesinato le llegó en abril por el homicidio de Andrea Joesbury, seguido por una séptima acusación, por el crimen de Brenda Wolfe. Del 20 de septiembre de 2002 al 26 de mayo de 2005, los oficiales siguieron adhiriendo cargos de asesinato contra Pickton, y llegaron a un total de 27 delitos de asesinato supuestamente cometidos por el granjero, quien ya era considerado como el peor asesino en serie de la historia de Canadá.

En enero de 2006, su juicio inició. Del total de muertes por las que lo culpaban solo quedaron seis, ya que investigar cada muerte podría tardar años. En el juzgado se presentaron como pruebas manos, pies, un cráneo partido y los restos de otra víctima, elementos que fueron encontrados en una bolsa en la propiedad de Pickton.

“La muerte de esas seis mujeres es la obra de un solo hombre: el acusado Robert William Pickton”, afirmó el fiscal Geoff Baragar. E insistió en que “la magnitud y la depravación de las circunstancias” eran “únicas”, en especial porque “no hay evidencia de remordimiento” por parte del acusado.

Con las pruebas mostradas en dicho juicio, el 11 de diciembre de 2007, Robert William Pickton fue sentenciado a cadena perpetua sin tener la posibilidad de libertad condicional hasta cumplir los 25 años de sentencia. La máxima sanción de todos los delitos por los que era considerado culpable.