MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí los resultados e incidencias de la segunda vuelta
Mundo

Recoge al hijo de su amiga en un kinder, se lleva al equivocado y casi termina presa

Cuando la mujer cogió su celular se percató que tenía varios mensajes por parte de su amiga, en los que le indicaba su error. Asimismo, la policía local se contactó con ella y la acusó de secuestro de un menor.

Al darse cuenta de que no era el hijo de su amiga, la policía local le informó que había sido acusada de secuestro a un menor. Foto: AFP.
Al darse cuenta de que no era el hijo de su amiga, la policía local le informó que había sido acusada de secuestro a un menor. Foto: AFP.
Mundo LR

Una mujer relató su inusual situación a través de la red social TikTok, la cual se volvió viral con el paso de las horas entre los usuarios. Briana, quien es oriunda de Estados Unidos, no creyó que un simple favor se convertiría en una tragedia.

Mediante su cuenta en la plataforma de videos, la fémina narró que fue acusada de secuestro después de retirar equivocadamente de un jardín de niños a un menor, pensando que era el hijo de su amiga.

Asimismo, indicó que se ofreció para ir a recoger al infante, al que jamás antes había visto, y posteriormente debía llevarlo hasta la casa de su amistad. Una vez que cumpliera con ello, se encargaría de cuidarlo junto a su hermano hasta que su amiga llegara del trabajo.

No obstante, cometió un grave error. Al llegar a la guardería e identificarse ante los encargados, dio el nombre del niño que iba a recojer, pero le entregaron a otro pequeño que no era el que debía retirar.

La joven no se percató de ese detalle, ya que solo se fijó en el mismo nombre que le había dicho su amiga. Y al llegar a casa, el otro hijo de su amiga le dijo que ese niño no era su hermano.

Pero su sorpresa fue más grande cuando cogió su celular y vio que tenía varios mensajes de su amiga, la cual le decía que se había equivocado de niño. Por otro lado, la policía local le informó que había sido acusada de secuestro de un menor.

Inmediatamente, la mujer fue al centro educativo para pedir disculpar y fue allí que se enteró de que ambos estudiantes tenían el mismo nombre, pero estaban matriculados en diferentes cursos.

Por último, Briana tuvo que brindar sus declaraciones a las autoridades, y para su suerte la confusión se aclaró y los responsables de otorgarle el menor a la mujer fueron despedidos de la guardería.