MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PARTIDOS QATAR 2022 - ¿Qué países se enfrentarán este 1 de diciembre y quiénes pasaron a octavos de final?
GRIPE AVIAR EN VIVO - Todos los detalles sobre la alerta sanitaria emitida por Senasa
Mundo

“Estamos en huelga de tener bebés”: los riesgos del país con la tasa de natalidad más baja del mundo

Terremoto demográfico. La nación enfrenta un serio problema en el número de nacimientos por año, lo que podría generar graves consecuencias económicas y sociales. “No tenemos planes de tener niños”, sostienen ciudadanos.

Corea del Sur tiene una tasa de natalidad de 0,81, la más baja del mundo. Foto: AFP
Corea del Sur tiene una tasa de natalidad de 0,81, la más baja del mundo. Foto: AFP
Arantxa Pozo

En contraste con China o India, que son dos de los países con el mayor índice de población en el mundo, existe otra nación en Asia que presenta los números más bajos en la tasa de natalidad: Corea del Sur. Según los datos de la Oficina Nacional de Estadística, en 2021, el gigante asiático contabilizó 260.600 nacimientos, 11.800 menos que en el año 2020.

Asimismo, desde 2018, la tasa de natalidad del país es inferior a un hijo por mujer, tendencia que en los últimos 12 meses registró que las féminas tuvieron 0,81 niños en promedio. Esta cifra, comparada a la de las grandes economías del mundo, cuyo índice de natalidad es de 1,6, complica el panorama para la nación exportadora de tiernos doramas y éxitos k-pop.

“No tengo planes de tener un niño. No quiero sufrir el dolor físico de parir ni ver cómo mi carrera se perjudica. Estamos en huelga de procrear”, explicó la ciudadana Jang Yun-hwa en una entrevista que concedió en 2018 a la corresponsal de BBC, Jean Mackenzie.

Los motivos que presentó Jang son, quizás, compartidos por gran parte de la población femenina de Corea del Sur. En los últimos años, las surcoreanas han logrado grandes ascensos en sus carreras profesionales; no obstante, la desigualdad que aún existe entre hombres y mujeres en el campo laboral ha instado a las féminas a decir sus trabajos por sobre la vida en familia.

“El país tiene la mayor diferencia salarial entre hombres y mujeres de todos los países ricos”, señala Mackenzie. El hecho de que, en la mayoría de los casos de embarazo, sea la mujer la que deba abandonar su carrera para dedicarse a las tareas domésticas y al cuidado de los niños ha brindado fuerza al rechazo de la maternidad.

En los años 70, en Corea del Sur las mujeres tenian un promedio de 4 hijos, hoy la cifra es inferior a un hijo por fémina. Foto: AFP

A este factor, también se suma el elevado costo de vida en el gigante asiático, y la subida en los costos de vivienda.

Pocos nacimientos: un problema global

Las tasas de natalidad en el mundo han presentado una alta disminución en las economías más avanzadas durante las últimas décadas, esto, según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). No obstante, en el caso de las potencias europeas, esta tendencia ha sido manejable gracias a los altos índices de inmigración.

Tasa de natalidad actualizada a 2021. Foto: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico

En Corea del Sur, el escenario es otro. El tamaño de las familias surcoreanas ha decrecido notablemente a comparación de los años 70, cuando las mujeres tenían una media de cuatro hijos. Por lo tanto, en la actualidad, el gigante asiático no solo tiene problemas con las cifras de natalidad, sino con el envejecimiento de su población y el aumento de la tasa de mortalidad.

Pronósticos desalentadores

En lo que va del 2022, en la nación asiática se han reportado 28.859 decesos frente a 20.007 alumbramientos. A futuro, esto exigirá un mayor gasto público en respuesta a la demanda de los sistemas sanitarios y de pensiones y a la escasez de la mano de obra.

Los expertos sostienen que Corea del Sur podría presentar un “terremoto demográfico” a partir del año 2030. De igual manera, estudios del Gobierno surcoreano manifiestan que si no se revierte la situación, la cifra de la población en edad de trabajar caerá un 35% durante los próximos 30 años. Una tarea que deberá ser atendida con prontitud para seguir manteniendo la economía del gigante asiático a flote.