PRIMER TRIUNFO DE LA ERA REYNOSO - La Bicolor goleó 4-1 a El Salvador en el segundo amistoso
Mundo

“Despedida por llegar menos de 5 minutos tarde”: laboró por 7 años en Starbucks y hace denuncia

La afectada trabajaba como barista en dicho local ubicado en Nueva York, decidió reunirse con otros empleados para defender sus derechos.

Joselyn Chuquillanqui, de 28 años de edad, fue despedida en julio pasado a pesar de haber laborado por casi 7 años en la reconocida empresa. Foto: Composición LR/AFP/Archivo personal Joselyn Chuquillanqui.
Joselyn Chuquillanqui, de 28 años de edad, fue despedida en julio pasado a pesar de haber laborado por casi 7 años en la reconocida empresa. Foto: Composición LR/AFP/Archivo personal Joselyn Chuquillanqui.
Mundo LR

Joselyn Chuquillanqui, una joven de 28 años y exbarista de la cadena de Starbucks en Nueva York, fue despedida en julio pasado a pesar de haber prestado sus servicios durante casi siete años. La mujer sabía que esto podía suceder, ya que luego declaró a los medios locales que su jefe empezó a sancionarla por faltas que también cometían otros colegas y que en ellos eran pasadas por alto; una de ellas era llegar unos minutos más tarde que su hora de entrada, la cual era a las 5.30 de la mañana.

Sin embargo, al parecer, la gota que derramó el vaso fue perder la llave del establecimiento en el mes de julio, la cual fue encontrada luego en el local. Luego de esto, le llegó un comunicado desde Starbucks en el que indicaban una serie de retrasos y el incidente mencionado.

Definitivamente fue algún tipo de represalia. Nunca he visto a nadie ser despedido por llegar menos de 5 minutos tarde”, dice Chuquillanqui, que había laborado para Starbucks desde el año 2015 y tenía la función de ser supervisora de turno.

Es importante resaltar que la fémina había decidido conformar un sindicato junto a otros empleados. Más tarde, Chuquillanqui explicó que este hecho habría generado que su jefe la amonestara por llegar minutos tarde al local tras acudir a diversas actividades de la organización.

Por su parte, los organizadores sindicales se pronunciaron sobre el caso de la joven y lo tildaron como una ‘represión nacional’, debido a que más de 75 activistas sindicales han sido despedidos.

Starbucks, que posee casi 9.000 tiendas en Estados Unidos, se pronunció e indicó que la empresa respeta los derechos de los trabajadores. No creemos que un tercero deba liderar a nuestra gente (en referencia al sindicato), por lo que estamos en una batalla por los corazones y las mentes de nuestra gente. Vamos a tener éxito”, manifestó el CEO de Starbucks Howard Schultz.