UNIVERSITARIO VS. CARLOS MANNUCCI - mira EN VIVO el partido por la Liga 1
Mundo

Desafiando a su religión, una madre mormona confiesa tener una cuenta en OnlyFans

“Puede que me paguen para que me desnude, pero hay personas que se desnudan gratis, solo estoy siendo inteligente al respecto”, expresó la fémina.

La modelo mantenía todo en secreto. Foto: composición LR/Instagram/@therealhollyj
La modelo mantenía todo en secreto. Foto: composición LR/Instagram/@therealhollyj
Mundo LR

En California, EE. UU., una madre de familia, que es mormona, reveló que posee una doble vida, ya que ha confesado tener una cuenta en la plataforma OnlyFans, en la que factura alrededor de 37.000 dólares mensuales por publicar fotos subidas de tono de sí misma.

A pesar de todo, la mujer de 39 años, identificada como Holly Jane, quien además es viuda, es consciente de que puede ser expulsada de su religión, pues está yendo en contra de las creencias de su iglesia.

Sin embargo, Jane declaró a los medios locales que el riesgo vale la pena, pues, gracias a sus más de 50.000 seguidores en Instagram, ha recaudado mucho dinero: “Puede que me paguen por desnudarme, pero hay personas que se desnudan gratis, solo estoy siendo inteligente al respecto”, expresó.

Con tres hijos de 20, 13 y 9 años, respectivamente; aún pertenece a la superestricta Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y dice que su cuenta no la convierte en una mala cristiana. Foto: composición LR/Instagram/@therealhollyj

Asimismo, Jane contó que su esposo falleció en un trágico accidente en el 2017, quedándose a cargo de sus tres hijos. “Cuando no estoy en OnlyFans, solo soy una madre normal, limpiando y preparando la cena”, agregó.

Por último, mencionó que uno de sus descendientes sabe lo que hace y no le molesta. En tanto, Jane sostuvo que está contenta de mostrarle a su hija que “celebrar su cuerpo no es algo de lo que avergonzarse”. “Solo se lo he dicho a dos de mis amigos. Todos los demás piensan que trabajo en reclutamiento”, añadió.

Finalmente, uno de sus sueños, cuando era joven, era ser una modelo de Playboy, ya que siempre se sintió atraída por el “lado sexy de la vida”, por lo que recalcó que no se arrepiente de lo que hace y está feliz de poder cumplir sus objetivos, junto a su familia, con el dinero que sigue generando.