LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Mundo

Trabajador de McDonald’s es acribillado por un cliente solo porque este recibió papas fritas frías

El agresor incitó al hombre a salir fuera del local para resolver la gresca a golpes. Por otro lado, fue la pareja del asesino la que le entregó el arma de fuego.

Matthew Webb recibió un disparo en el cuello el lunes pasado por la noche. Foto: Composición LR/AFP/@matt_diizzy/Instagram.
Matthew Webb recibió un disparo en el cuello el lunes pasado por la noche. Foto: Composición LR/AFP/@matt_diizzy/Instagram.
Mundo LR

Un empleado de McDonald’s, identificado como Matthew Webb, de 23 años de edad, murió tras recibir un disparo en el cuello por parte de un comensal en una discusión porque las papas fritas estaban frías, confirmó la policía de Nueva York.

Asimismo, el culpable del trágico hecho, reconocido como Michael Morgan, de 20 años, ha sido acusado de intento de asesinato y posesión criminal de un arma de fuego por dispararle a Webb en su enojo solo porque le sirvieron frío lo que solicitó.

El suceso ocurrido el lunes pasado inició con una discusión entre Webb y la madre de Morgan, Lisa Fulmore, de 40 años, ya que las papas fritas que había pedido estaban frías. Ella se quejó y solicitó hablar directamente con un gerente.

Luego de que el resto de trabajadores comenzaran a burlase de la mujer, ,Fulmore en su molestia, llamó a su hijo, que llegó para iniciar una pelea con Webb. Seguidamente, a las afueras del local, Morgan golpeó en el rostro a Webb, derribándolo contra el suelo. Cuando este intentó levantarse, el agresor no dudó en sacar un arma para dispararle en el cuello, constató la autoridad local.

Michael Morgan, de 20 años, es acusado de intento de asesinato y posesión criminal de un arma de fuego. Foto: NewYorkPost.

Además, la novia del acusado, Camellia Dunlap, también fue acusada de posesión de armas, después de que aparentemente le entregase la pistola a Morgan antes del disparo. Ello ocasionó que fuera procesada y retenida bajo una fianza en efectivo de 50.000 dólares, ya que reconoció su acto ante los fiscales del caso.

Finalmente, el acto de Morgan “ha sido considerado un homicidio”, expresaron los oficiales de la localidad, y enfatizaron que la investigación sigue en curso.