Debate municipal - ¿A qué hora y dónde ver la contienda entre candidatos?
Mundo

Nancy Pelosi se salió con la suya y aterrizó en Taiwán

Ira china. La presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, llegó a Taiwán en visita provocadora.

Retadora. La aventura de la política demócrata logró el apoyo de la bancada republicana. Foto: EFE
Retadora. La aventura de la política demócrata logró el apoyo de la bancada republicana. Foto: EFE
Agencia EFE

Lorena Cantó. EFE

Nancy Pelosi aterrizó en Taipéi procedente de Kuala Lumpur poniendo fin a un frenesí de especulaciones, ya que su visita no se había confirmado con anterioridad pese a que medios estadounidenses y taiwaneses la daban por segura.

Minutos después de aterrizar, la alta funcionaria, segunda en la línea de sucesión a la Casa Blanca, señaló en Twitter que su visita “honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con el apoyo a la vibrante democracia taiwanesa” y “no contradice las políticas mantenidas desde hace un largo tiempo” por su país.

Para Pekín, sin embargo, el viaje de Pelosi supone el cruce de una “línea roja” por parte de Washington y un desafío a la política estadounidense de ‘una sola China’ que implica, en teoría, el reconocimiento de la soberanía china sobre Taiwán.

China llevaba días advirtiendo de que respondería con contundencia y sin excluir acciones militares a la presencia de la política estadounidense en la isla al considerarlo de facto una muestra de respaldo a la independencia del territorio, que es para Pekín una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

“Deplorable traición”

Así, el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, condenó la “deplorable traición” de Estados Unidos en la cuestión de Taiwán, vaticinó que la actuación del país norteamericano “perjudicará su credibilidad a nivel internacional” y calificó de “línea roja” para China el principio de ‘una sola China’.

Se trata de la primera visita de un presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU. a Taiwán desde la que hizo en 1997 el republicano Newt Gingrich. También es la visita de mayor nivel por parte de un representante estadounidense desde esa fecha.

Maniobras. China realizó ejercicios militares frente a Taiwán. Foto: EFE

Sanciones chinas

La primera respuesta concreta del gigante asiático fue prohibir hoy la importación de cientos de productos alimentarios taiwaneses, a la vez que mantiene un despliegue militar que incluye el cierre de áreas marítimas por maniobras navales en el mar de China Meridional y en el de Bohai (norte).

Al mismo tiempo en que el avión de las Fuerzas Aéreas de EE. UU. en el que viajaba Pelosi se aproximaba a Taipéi, aviones militares chinos identificados inicialmente como SU-35 sobrevolaron el estrecho de Taiwán.

En Taiwán muchos celebraron la presencia de Pelosi y el rascacielos más alto de Taipéi se iluminó con mensajes como “bienvenida a Taiwán”, “gracias a nuestro amigo democrático”, “la amistad entre Estados Unidos y Taiwán siempre será firme”.

Apoyo republicano y crítica rusa

La mitad de los senadores republicanos expresaron su apoyo a la visita a Taiwán de la demócrata Nancy Pelosi.

El Kremlin aseguró que China puede adoptar las medidas necesarias para defender su soberanía e integridad territorial después de la visita de Pelosi, a la que calificó como una “clara provocación”.

El Gobierno ruso subrayó que para Moscú “existe solo una China y el chino es el único Gobierno legítimo que representa a toda China, y Taiwán es parte inalienable de China”.

“Instamos a Washington a abstenerse de acciones que minen la estabilidad regional y la seguridad internacional y admita la nueva realidad geopolítica en la que ya no hay espacio para la hegemonía americana”, afirmó.

Y también recordó que el pasado 4 de febrero el presidente ruso, Vladímir Putin, en su reunión en Pekín con su colega chino, Xi Jinping, se mostró “en contra la independencia de la isla”.