CASO BYRON CASTILLO - FPF pide al TAS excluir a Ecuador de Qatar 2022 y que Perú juegue el Mundial
ELECCIONES 2022 - ¿A qué hora comienza la ley seca?
Mundo

La foto que ayudó a delatar el mayor robo doméstico de Inglaterra, ideado por un peruano

En 2019, un grupo de ladrones burlaron la seguridad de una mansión en una de las calles más caras del mundo y se llevaron más de US$ 30 millones en efectivo, joyas, diamantes y más.

Jugoslav Jovanovic, un ciudadano italiano de 23 años, el primer sospechoso del caso. Foto: composición LR/BBC/Met Police
Jugoslav Jovanovic, un ciudadano italiano de 23 años, el primer sospechoso del caso. Foto: composición LR/BBC/Met Police
José Ortiz

En enero de 2020, Thomas Grimshaw, un detective de Reino Unido, ingresó a un hotel de baja reputación al sureste de Londres con el presagio de que podría encontrar información que le serviría para resolver un caso de importancia.

Es así que Grimshaw se acercó a la recepcionista y le preguntó acerca de los hospedados que se habían quedado allí a mediados de diciembre. Inmediatamente, la mujer le contó sobre un grupo que recordaba claramente, en el que uno de los integrantes le enviaba mensajes fuera de tono por celular a su colega, incluso una fotografía de su pene.

Dicho accionar provocó que su compañera agendara al hombre como “tipo raro”, siendo esta la gran pista que estaba buscando el agente. Así, dicho número telefónico ayudó a las autoridades a identificar a su primer sospechoso en el robo doméstico más grande en la historia de Reino Unido.

A dos semanas de la Navidad de 2019, Tamara Ecclestone, la hija del expresidente de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone, viajaba junto a su esposo, Jay Rutland, y su hija Sophia a Laponia, pero sin antes tomarse una fotografía de su partida para luego postearla en Instagram.

Al anochecer, en ese mismo día, uno de los guardias de seguridad de su mansión, en Londres, captó la presencia de tres hombres con el rostro descubierto, alrededor de las 11.00 p. m. Se hallaban dentro del vestidor de Ecclestone, conocido como la bóveda, una puerta de acero reforzado de seis pulgadas, la cual no se encontraba cerrada con llave.

Seguidamente, los delincuentes huyeron por una pequeña ventana con más de US$ 30 millones en efectivo y joyas, además de relojes y diamantes. El caso fue bautizado como la Operación Oakland, en el que solo se localizaron dos teléfonos descartables y un destornillador en uno de los dormitorios.

De taxi en taxi

Las cámaras de seguridad captaron a tres figuras que abordaban a un taxi negro, y los detectives rastrearon todos los vehículos de ese color que habían operado dentro en esa localidad durante la noche: identificaron a más de 1.000. De igual manera, interrogaron a los choferes si recordaban haber recogido a un trío de hombres de Europa del Este.

En parte, uno de ellos, llamado Terry, contó a los efectivos que los había llevado a la zona trasera de un hotel Hilton. Por otro lado, otra cámara de vigilancia grabó a tres sujetos que llevaban bolsos, que posteriormente se descubrió que eran de Ecclestone y Rutland. Al rato, los facinerosos subieron a otro vehículo.

Las imágenes de una de las cámaras de seguridad mostraron a los sospechosos subiendo a un taxi. Foto: BBC/Met Police

Ese auto se perdió en la noche. Los detectives localizaron al conductor, Jimmy, quien no podía recordar exactamente dónde había dejado a los pasajeros, pero se acordó que había un puente distintivo con arcos. Entonces, los investigadores comenzaron a revisar las cámaras de videovigilancia.

Un video mostraba siluetas caminando por un pequeño carril frente a una estación de Policía, donde había un hotel barato llamado TLK Apartments. Allí Grimshaw tuvo un presentimiento y fue visitarlo. Al poco tiempo, le contaron sobre la foto del pene.

“Una vez que supe esto, sentí que habíamos identificado al grupo correcto de personas”, expresó el espía.

La persona encargada había fotocopiado el documento de identidad del hombre cuando se registró. Su nombre era Jugoslav Jovanovic, un ciudadano de nacionalidad italiana de 23 años. Este sería su primer sospechoso.

Robos de lujo

Pronto reconocieron a más sospechosos, pero la Policía se percató de que no había sido el único robo a celebridades, ya que el 1 de diciembre despojaron más de US$ 72.000 en relojes de lujo, pulseras y gemelos pertenecientes al exjugador de fútbol Frank Lampard y su esposa Christine.

La Policía local amplió su búsqueda y se preguntaba: ¿cuántos robos de lujo hubo en Londres entre el 1 y el 18 de diciembre? De pronto, hallaron otro el 10 de diciembre.

También se llevaron más de US$ 1,2 millones en artículos de la casa del fallecido propietario del club de fútbol Leicester City, Vichai Srivaddhanaprabha, la cual no había sido tocada desde su muerte en 2018, y que esta se había convertido en un lugar de oración y duelo para sus familiares cuando visitaban la capital inglesa.

En ambos casos, las cámaras habían revelado la silueta de un joven, la misma que para los detectives se les hacía familiar: Jovanovic.

Es así que los agentes del orden continuaron con el caso tratando de identificar a cuatro tipos que, se creía, eran los ladrones, pero también a otros cuatro que presuntamente fueron el grupo de apoyo, es decir, los encargados de la logística: la reserva de hoteles, taxis, vuelos, etc.

Jovanovic ingresó a Reino Unido el 30 de noviembre de 2019 con el croata Daniel Vukovic. Con ayuda de la Europol, las autoridades lograron identificar a los otros dos individuos que los acompañaban, los italianos Alessandro Donati y Alessandro Maltese.

Alessandro Maltese, Jugoslav Jovanovic y Alessandro Donati fueron arrestados en Italia y extraditados al Reino Unido. Foto: BBC/Met Police

Pero para su mala suerte, Donati y Maltese fueron arrestados en Milán y luego extraditados en 2020. Por su parte, Jovanovic fue detenido en la costa italiana de Santa Marinella, cerca de Roma, en octubre del mismo año. Este último luchó fuertemente contra su extradición, pero fue llevado a Londres en abril de 2021.

Acto seguido, los tres acusados fueron declarados culpables de conspiración para robar y fueron llevados a la cárcel en noviembre del 2021. No obstante, existe un hombre prófugo, el cual se cree que es el autor intelecual de los crímenes.

Hombre misterioso

Durante las audiencias judiciales, la identidad de Daniel Vukovic, un croata de 39 años, sigue siendo un misterio. Incluso, según una investigación de la BBC, las autoridades italianas lo conocían con 17 nombres más.

La prensa italiana apodó a Daniel Vukovic como "el Lupin de la vida real". Foto: BBC

Además, los documentos judiciales de Italia vistos por la BBC detallaron que su nombre real es Alfredo Lindley, un ciudadano peruano nacido en el distrito de Miraflores, Lima, en 1981.

La Policía también lo ha vinculado con los presuntos robos a futbolistas profesionales como Patrick Vieira y Sulley Muntari en 2009, según documentos judiciales.

Finalmente, Lindley, quien tiene antecedentes penales desde 1995, ha sido apodado por la prensa italiana como el ‘Lupin de la vida real’ y podría estar viviendo en Serbia. Han hecho intentos para extraditarlo, pero la justicia serbia los ha rechazado.