- Yenifer Paredes dio positivo a COVID-19, según su abogado
- Benji Espinoza se retracta y sigue siendo el abogado de Pedro Castillo
Mundo

Las mujeres de EE. UU. que buscan ayuda en México: “Necesito abortar”

La restrictiva situación en lugares como Texas ocasiona que cada vez más mujeres busquen ayuda en México para poder abortar.

Cada vez más estadounidenses son atendidas, sobre todo del estado de Texas. Foto: AFP
Cada vez más estadounidenses son atendidas, sobre todo del estado de Texas. Foto: AFP
Mundo LR

Anna* tiene 23 años y un bebé de 4 meses; tiene claro que no se puede permitir otro embarazo, pero también sabe que en Texas, con una de las legislaciones más restrictivas, no podría interrumpirlo.

Por redes sociales encontró un número que la puede ayudar: “Necesito abortar”, escribe por WhatsApp.

En Monterrey, México, Sandra Cardona recibe el mensaje. Hace seis años en la capital del estado de Nuevo León fundó Necesito Abortar, bautizada así para que quien lo requiera pueda encontrarlo fácilmente y en redes sociales.

“No le iba a poner ‘Las flores del campo’ o ‘Cosita bella’”, declaró —con humor— a BBC Mundo.

Cada semana atiende a mujeres que optan por interrumpir sus embarazos tempranos con fármacos, como a Anna, quien llegó a Monterrey por la tarde, de noche tuvo el aborto y por la mañana ya partía. “Vino con una amiga y nadie más sabía nada”, dijo Cardona.

“Solamente yo acompaño de 120 a 140 mujeres al mes; y mi pareja, a entre 140 y 160″, contó.

“Nos contactan, (diciendo) que quieren medicamentos y se los enviamos. Otras vienen y no se quedan. Solo quieren el medicamento y que les expliquemos (el procedimiento). Y algunas quieren quedarse y que les acompañemos”, detalló.

Los abortos son autogestionados, sin tener que acudir a una clínica ni procedimiento quirúrgico, con pastillas de venta libre en México.

Cada vez más atienden a estadounidenses, sobre todo del estado de la frontera, Texas. “Hace un año, o así, atendí a la primera. Yo no hablo inglés, pero con ayuda de Google nos dimos a entender. Y desde de Texas la demanda ha crecido mucho”, reveló.

En septiembre del año pasado, en paralelo al fallo histórico en el que la Suprema Corte de Justicia de México despenalizaba el aborto voluntario, la Legislatura de Texas aprobaba la ‘‘ley del latido’'.

“La vida de cada niño que esté por nacer cuyo corazón lata se salvará de los estragos del aborto”, celebró el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, sumándose a la satisfacción de los grupos conservadores.

La norma Senate Bill 8 (S.B.8), en referencia a los latidos del corazón, prohíbe la interrupción de la gestación si el médico puede detectar actividad cardiaca embrionaria o fetal, que normalmente ocurre a partir de la sexta semana. En ese punto, muchas mujeres aún no saben que están embarazadas.

La norma autoriza a los ciudadanos, aunque no estén en el estado, a demandar por la vía civil a cualquiera que practique un aborto.

Con la revocación de la norma Roe vs. Wade por la Corte Suprema, el panorama se vuelve aún más restrictivo.

“Hoy la cuestión del aborto vuelve a los estados. Y en Texas, esa pregunta ya ha sido respondida: el aborto es ilegal aquí”, anunció el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton.

Sandra Cardona no se da abasto contestando los mensajes que le llegan desde Estados Unidos, WhatsApp y Telegram, pero también por las cuentas de su red en TikTok, Instagram, Facebook y Twitter.

Está arreglando el segundo piso de la casa para ayudar a las que llegan de otros lugares. “Lo estamos acondicionando para las mujeres que vienen y no pueden regresarse, o necesitan tener el aborto fuera de casa”, explicó.

Hasta ahora “prestábamos nuestra recámara”, pero “nos vimos en la necesidad de abrir un espacio más”, dijo. Espera tenerlo listo para final de mes.

Existe toda una red de organizaciones (10 en convenio binacional), indicó Mariela Castro, de Marea Verde Chihuahua, un estado mexicano que también limita con Texas.

La restricción de servicios de salud reproductiva por falta de financiamiento en otros estados como Arizona y Nuevo México es lo que ha llevado a que se fortalezca ese trabajo y que se esté apoyando cada vez a más mujeres estadounidenses, no solo una consecuencia de la legislación de Texas.

*Nombre ficticio para proteger la identidad de las protagonistas

Con información de BBC Mundo