- Yenifer Paredes dio positivo a COVID-19, según su abogado
- Benji Espinoza se retracta y sigue siendo el abogado de Pedro Castillo
Mundo

“Lo hice por mis hijos”: sobreviviente que mató a su abusador lucha por no ir a la cárcel

Bárbara denunció a su pareja por violencia intrafamiliar, pero la Justicia en ese entonces no hizo nada por protegerla. Ahora, ella lucha por evitar una condena por parricidio.

Por ahora, Bárbara sigue con arresto domiciliario total. “Tengo miedo de que lo revoquen y tener que separarme nuevamente de mis hijos”, sostuvo. Foto: captura-YouTube / Video: CHV Noticias
Mundo LR

Abandonada por su padre desde que era una bebé, Bárbara Huentemilla nunca pudo llenar ese vacío con nada. La mujer originaria de la región de Araucanía (Chile), quería “saber quién era mi papá y por qué me dejó si no le había hecho ningún daño, me hizo mucha falta”, relató la joven a CHV Noticias.

De esta manera, la mujer comenzó su relato al recordar su infancia marcada por la falta de una figura paterna. A sus 15 años, en plena adolescencia, fue madre por primera vez, pero su relación amorosa no perduró.

“A mí me faltó un papá, y no quería que mis hijos tampoco crecieran sin su papá”, añadió.

Antes de cumplir 20 años, Bárbara conoció a otro hombre y quedó embarazada de su segundo hijo. Sin embargo, su pareja la agredía física y psicológicamente.

Cansada de las constantes humillaciones, Huentemilla denunció en dos ocasiones al sujeto por violencia intrafamiliar, pero la Justicia en ese entonces no hizo nada por protegerla.

Bárbara denunció a su expareja en dos oportunidades y fue golpeada incluso estando embarazada. Foto: captura-YouTube

Imputada por parricidio

En setiembre de 2020, Bárbara era víctima de violencia familiar, se defendió y mató a su pareja. “Abrió una cerveza y me la vació en mi cuerpo. Me arrastró del pelo, traté de gatear, llegué a la cocina y vi el cuchillo. Ese fue mi error: haber tomado el cuchillo, pero yo no daba más con los golpes que me estaba dando”, contó al noticiero.

“Siempre me sacaba en cara la comida, que gracias a él yo comía, también mis hijos. Que todo lo que había en la casa era gracias a él, porque yo no trabajaba. Me hacía tirar mi ropa, o me la quemaba”, recordó.

Asimismo, reconoció que “mi mente ya no daba más, miles de veces pensaba que era yo la que me estaba volviendo loca o realmente era la realidad lo que estaba viviendo”.

“Me agarraba del pelo como cualquier cosa, me obligaba a hacer lo que él quisiera para satisfacerlo, pero no era la manera. Quería tener una familia, una vida tranquila, porque muchas veces él se daba cuenta del daño que me hacía, pedía perdón. Yo tuve siempre la esperanza de que, en algún momento, él iba a arrepentirse”.

Mira el video:

Lazy loaded component

Perspectiva de género

Nelly Marabolí, vocera de Fiscalía Regional Araucanía, indicó que “la perspectiva de género no solamente se aplica respecto a las víctimas, sino que también de las personas imputadas. Se consideró, en su momento, que las denuncias previas que ella tenía en calidad de víctima, ameritaba pedir una medida cautelar de menor intensidad a la prisión preventiva”.

Sin embargo, Bárbara incumplió el arresto domiciliario total al cabo de un mes de ser decretada. Motivo por el cual, el tribunal determinó su ingreso a la cárcel, donde pasó 558 días, sin que se haya realizado un juicio.

Afortunadamente, esta medida se modificó hace pocas semanas tras la intervención del defensor penal público, Luis Acuña.

“Bárbara tiene la condición de víctima de violencia intrafamiliar. Y esa característica, a mi juicio, no fue relevada por el sistema judicial para haber evitado que la imputada, sin antecedentes penales y madre de tres hijos menores de edad, haya permanecido un año, 6 meses y 12 días privada de libertad”, lamentó.

“Lo hice por mis hijos”

“Todo lo que yo aguanté y tuve que vivir, más lo hice por mis hijos. Yo creo que cualquier madre se va a sacrificar por el bienestar de ellos. Lo único que quería era una familia normal”, recalcó.

Finalmente, el Ministerio Público resaltó que “una vez que la fiscal cuente con todos los antecedentes, va a tomar una decisión en el caso. Eventualmente, pudiese ser alguna eximente incompleta de responsabilidad penal, pero eso va a depender del mérito de la investigación”, culminó.

Número de ayuda en Perú

Si has sido o conoces a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puedes comunicarte de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).