“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
CONGRESO EN VIVO - Aníbal Torres y el gabinete ministerial se presentan ante el pleno
Mundo

El hombre con prótesis de pene tras un cáncer de próstata: “Quería una vida sexual activa”

Luis tenía 65 años cuando creyó que un cáncer le iba a arruinar su vida sexual; sin embargo, se sometió a una prótesis de pene, y volvió a sonreír.

Luis resalta que sus sensaciones y placer no son como antes debido a la prostatectomía a la que se sometió. Foto: 20Minutos
Luis resalta que sus sensaciones y placer no son como antes debido a la prostatectomía a la que se sometió. Foto: 20Minutos
Mundo LR

Hace tres años y medio, la vida de un hombre de 65 años cambió radicalmente cuando le detectaron un agresivo cáncer de próstata. A Luis Miguel Rodríguez le extirparon el tumor y toda la glándula, por lo que tenía problemas de erección. Sin embargo, por decisión propia, se sometió a un implante de prótesis de pene, y volvió a sonreír.

“Soy relativamente joven y sigo muy enamorado de mi mujer. Quería una vida sexual activa. No tenía por qué renunciar a ella”, contó Rodríguez a 20Minutos en España.

El doctor Félix Campos Juanatey, del Servicio de Urología del Hospital de Valdecilla de Santander, fue quien le informó a Luis sobre la posibilidad de un implante.

“Antes de que me detectaran el cáncer, ya había utilizado algunos sistemas, pero después ya no me funcionaban bien. El viagra, además, tiene riesgos cardiacos, y las inyecciones son bastante desagradables. Hay que aplicarlas en los minutos previos, cortan el ‘rollo’, y a nadie le gusta que le pinchen en esa zona”, relató.

Mediante una operación rápida, le colocaron la prótesis. Tras unas semanas de reposo, Luis recién al mes pudo activarla, y desde aquel momento, cuando desea tener relaciones sexuales, presiona la bomba ubicada en la bolsa escrotal.

Luis Miguel Rodríguez afirma que su vida cambió con la prótesis. Foto: Clarín

Los médicos explicaron que la bolsa se comunica internamente con un reservorio de líquido, que suele estar en la cavidad abdominal. “Con la presión, el líquido pasa a los dos cilindros introducidos dentro del pene, y se produce la rigidez”, advierten.

“Se nota muy bien al tacto, y no molesta ni para ir al baño. Es normal en la vida cotidiana”, aclaró. Y especificó cómo funciona en un momento clave del sexo: “Cuando llegas al orgasmo, aprietas la misma bomba y se va desinflando hasta quedar en reposo”.

Así es una prótesis de pene. Foto: topdoctors.es

Sensaciones y placer

Más allá de la satisfacción que le produce su prótesis, Luis resalta que sus sensaciones y placer no son como antes debido a la prostatectomía a la que se sometió.

“Me había crecido mucho la próstata. Si lo habitual es que tenga el tamaño de una nuez, la mía era como una naranja. Al quitármela, quedó un hueco muy grande. Como consecuencia, el pene se mete hacia adentro y se acorta bastante. Llego al orgasmo, pero no tengo la sensación de placer que tenía antes”, detalla el hombre.

“Me permite tener erecciones, y puedo producirle placer a mi esposa algo que de otra forma no conseguiría”, reconoció a 20Minutos.

“Tiene 72 años y está experimentando más placer que cuando teníamos 25. Además, en ese entonces, no sabíamos nada sobre sexo”, agregó.

No es un tema tabú

El jubilado español aseguró que “de este tema hay que hablar con seriedad, con toda la educación del mundo, para evitar que haya muchos tabúes y traumas”. También contó que no tiene ningún problema en hablar con sus tres hijos sobre el cáncer, próstata, prótesis y sexo.

Por su parte, el doctor Gorría aseguró que coloca prótesis a pacientes de hasta 80 años con una vida sexual activa. “La edad no es impedimento para ser feliz”, finalizó.