Mundo

Sobreviviente contó que asesino se carcajeaba durante tiroteo en Texas: “La risa del demonio”

Una de las niñas sobrevivientes de la masacre en Estados Unidos contó a su madre los momentos de terror que vivieron dentro de la escuela primaria Robb en Uvalde.

Sobreviviente contó sobre los momentos de tensión que vivió durante el tiroteo en Texas. Foto: Prensa Libre
Sobreviviente contó sobre los momentos de tensión que vivió durante el tiroteo en Texas. Foto: Prensa Libre
Mundo LR

El pasado martes 24 de mayo, Salvador Ramos ejecutó una brutal masacre en una escuela primaria de la localidad de Uvalde, en Texas, Estados Unidos. Allí, perdieron la vida 21 personas, entre ellas 19 niños, 2 maestras y, además, el propio asesino, que murió abatido por la Policía.

Durante el tiroteo, varios padres de familia ingresaron al centro educativo para buscar a sus hijos, es así que Gladys Castillón, una de las progenitoras que logró entrar al recinto, vivió momentos de terror mientras intentaba hallar a su pequeña hija.

Una vez dentro, Gladys encontró a la menor, sin poder sacar de su mente la imagen de miles de niños llorando de dolor o miedo ante lo acontecido.

“Yo solamente estaba agradecida con Dios por tenerla en mis brazos, pero sentía un dolor ajeno al ver a toda la comunidad conmovida, madres que sus hijos no estaban ahí”, relató Castillón.

Al llegar a casa, y aún asustada, su hija le contó sobre lo que acababa de vivir en su escuela. “Corrieron todos, entraron a un salón, apagaron las luces, estuvieron en silencio, y empezaron a oír a los niños, gritar y llorar, a escuchar los impactos de bala y una risa, una carcajada. Ella la describe como la risa del demonio”, señaló la progenitora, quién posteriormente reveló el testimonio en declaraciones para Telemundo.

Madre de Salvador Ramos dice que su hijo no era un monstruo

En tanto, en una entrevista para ABC News, la madre de Salvador Ramos, Adriana Reyes, aclaró que su hijo no era un monstruo, pero sí podía llegar a ser agresivo.

“Tenía una sensación incómoda a veces”, dijo la madre al corresponsal del citado medio, Matt Gutman, en una entrevista en su casa. “Él podía ser agresivo, si realmente se enojaba”, continuó.