FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? EN VIVO - Ciclón Tropical en Venezuela: tormenta arribó en horas de la madrugada

Turquía anuncia que no aceptará la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN

“Turquía no dirá ‘sí’ a la adhesión de las naciones que imponen sanciones contra nuestro país a una organización de seguridad. No repetiremos el mismo error”, afirmó el presidente Erdogan.

Recep Tayyip Erdogan llamó a las delegaciones de estas naciones a "no molestarse" en tratar de convencer a su país de que cambie de opinión. Foto: composición de Fabrizio Oviedo / La República
Recep Tayyip Erdogan llamó a las delegaciones de estas naciones a "no molestarse" en tratar de convencer a su país de que cambie de opinión. Foto: composición de Fabrizio Oviedo / La República
Agencia Sputnik News

Las delegaciones de Finlandia y Suecia, que planean llegar a Turquía para discutir su adhesión a la OTAN, pueden no molestarse en hacerlo, ya que Ankara nunca aceptará su entrada en la alianza, informó el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Turquía no dirá ‘sí’ a la adhesión de los países que imponen sanciones contra nuestro país a una organización de seguridad. No repetiremos el mismo error”, declaró.

Llamó a las delegaciones de estas naciones a “no molestarse” en tratar de convencer a su país de que cambie de opinión.

PUEDES VER: Hombre estaba prófugo por robo y su madre lo entregó tras haber discutido con ella

Además, acusó a ambos países de apoyar al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), proscrito por Ankara como terrorista.

El último domingo, Finlandia y Suecia anunciaron su decisión de solicitar oficialmente la adhesión a la OTAN.

La operación militar lanzada por Rusia en Ucrania, el 24 de febrero, obligó a Estocolmo y Helsinki a replantearse su tradicional política de neutralidad e inclinó la opinión pública a favor del ingreso en la Alianza Atlántica.

PUEDES VER: ¿Qué dice Vladimir Putin sobre la posible adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN?

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso advirtió en reiteradas ocasiones que el ingreso de esos países nórdicos a la OTAN implicaría consecuencias tanto para sus relaciones bilaterales con Rusia como para el conjunto de la arquitectura de seguridad europea.