FERIADO 29 DE JUNIO - ¿Trabajadores del sector privado descansarán en esta fecha? EN VIVO - Ciclón Tropical en Venezuela: tormenta arribará en horas de la madrugada

Nuevo paquete de sanciones a Rusia incluye a supuesta amante de Putin

Alina Kabaeva, gimnasta y medallista olímpica, y el patriarca Cirilo, jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, serían sancionados por la Unión Europea como parte de las nuevas medidas establecidas por la guerra con Ucrania.

Vladímir Putin ha negado los vínculos sentimentales con la gimnasta Alina Kabaeva. Foto: AP//ITAR-TASS
Vladímir Putin ha negado los vínculos sentimentales con la gimnasta Alina Kabaeva. Foto: AP//ITAR-TASS
Mundo LR

La Unión Europea impuso un nuevo paquete de sanciones a Rusia. Esta es la sexta tanda de castigos que el órgano político aplica contra el Gobierno de Vladimir Putin tras la invasión y posterior guerra con Ucrania acontecida desde el mes de febrero.

Este nuevo grupo de inhabilitaciones incluyen normativas que afectan al jefe de la Iglesia ortodoxa, el patriarca Cirilo, y al entorno más cercano del mandatario ruso, pues en la lista está presente el nombre de Alina Kabaeva, gimnasta olímpica y ganadora de la medalla de oro en Atenas 2004, que estaría vinculada sentimentalmente con Vladímir Putin, según lo anunciaron dos fuentes diplomáticas a CNN.

“Se están llevando a cabo las conversaciones. No es sencillo, pero tenemos que darle tiempo”, informó uno de los citados funcionarios al medio estadounidense.

PUEDES VER: Vladimir Putin: orden de usar armas nucleares sería “ignorada” porque altos mandos creen que se está muriendo

Alina Kabaeva, de 39 años, y Vladímir Putin se conocieron cuando ella era una joven gimnasta que cosechaba triunfos en diversas competiciones europeas, incluidos los Juegos Olímpicos. No obstante, el gobernante ha negado tener alguna relación con ella en varias ocasiones.

Según el diario The Wall Street Journal, algunos funcionarios estadounidenses afirman que ella y su familia se han enriquecido ilícitamente gracias a su cercanía con el mandatario ruso. Esta suposición hizo dudar a las autoridades norteamericanas sobre si imponer o no sanciones a Kabaeva tras el inicio de la guerra con Ucrania, debido a que esto podría ser un golpe ‘extremadamente’ personal contra Putin.

Por otro lado, tras el aviso de las sanciones, Vladimir Legoida, portavoz de la Iglesia ortodoxa rusa, rechazó las nuevas medidas y las señaló como carentes de todo ‘sentido común’.

“Cuanto más indiscriminadas se vuelven las sanciones, más pierden el contacto con el sentido común y más difícil es alcanzar la paz, que es lo que la Iglesia ortodoxa rusa reza en cada servicio con la bendición de su santidad, el patriarca”, remarcó Legoida a través de una publicación en Telegram.