- Renuncian representantes del Perú ante la OEA y las Naciones Unidas
- Yenifer Paredes se entregó a la Fiscalía
Mundo

Castración química para crímenes sexuales contra menores: ¿en qué países está permitido?

En muchos casos, la medida es aplicada a agresores que ya cumplen condena en una cárcel, pero también se ha dado el caso de que dicho procedimiento permita acceder a la libertad condicional o una sentencia más indulgente.

La castración química en Perú fue eliminada en 2018. Foto: BBC
La castración química en Perú fue eliminada en 2018. Foto: BBC
Mundo LR

Han pasado seis años desde que se aprobó que los jueces de Indonesia puedan ordenar la castración química a aquellos que cometan crímenes sexuales contra menores.

En octubre de 2016, el Parlamento indonesio aprobó la medida pese a tener dos de los principales partidos de oposición en contra y tras meses de acalorado debate.

El portal de la BBC reseña que fue el presidente Joko Widodo quien envió la propuesta a raíz de la violación en grupo de una niña de 14 años, cuyo caso escandalizó al país.

“El nuevo decreto proveerá a los jueces de espacio para optar por castigos más severos y que tengan un efecto disuasorio en los perpetradores”, dijo el mandatario en ese momento.

En Indonesia se permite la castración química a raíz de la brutal violación en grupo de una niña de 14 años que conmocionó al país. Foto: BBC

La castración química consiste en la administración de medicamentos que reducen la libido —Dietilestilbestrol (DES), acetato de medroxiprogesterona o la hormona liberadora de hormonaluteinizante (LHRH)— y se aplica con el objetivo de impedir que los violadores, pederastas y otros delincuentes sexuales sean reincidentes, informa dicho medio.

Sin embargo, Indonesia no es el único país que ha establecido la castración química como medida obligatoria contra los agresores sexuales de menores. Esta es la lista de las naciones que aplican el castigo:

Estados Unidos

El primer antecedente en este país se remonta a 1966. En aquel año, el sexólogo John Money fue el primer estadounidense en aplicar la castración química al recetar acetato de medroxiprogesterona como tratamiento para los pacientes con impulsos pedófilos.

Posteriormente, en 1996, California modificó su Código Penal para incluirlo como castigo contra los abusadores de menores. En Florida, también se aprobó una ley similar.

Hasta la fecha, son nueve los estados de EE. UU. que aplican la medida en casos de abusos sexuales graves a menores.

Polonia

La Cámara Baja del Parlamento polaco aprobó una enmienda al Código Penal a fin de que se permita la castración química para los pederastas el 25 de septiembre de 2009.

Por tal motivo, se convirtió en el primer país de la Unión Europea en legislar sobre el tema.

La norma entró en vigor en junio de 2010. Desde entonces, “cualquiera que sea culpable de violar a un menor de 15 años puede ser forzado a someterse a una terapia química y psicológica para reducir su deseo sexual al terminar una pena de prisión”.

Rusia

El Parlamento de Rusia aprobó en su primera lectura una ley contra la pederastia el 4 de octubre de 2011.

Quienes sean hallados culpables de haber cometido crímenes sexuales contra menores de 14 años enfrentarán la castración química y los reincidentes la cadena perpetua. Esta decisión solo será tomada por el tribunal correspondiente, en base a un informe solicitado a un psiquiatra forense.

Además, los criminales sexuales, cuya víctima sea mayor de 14 años, pueden solicitar la castración química voluntaria. Esto les permitiría acceder a la libertad condicional si ya están cumpliendo condena o lograr una sentencia más indulgente si aún están siendo juzgados.

Moldavia

En Moldavia, el Parlamento aprobó la castración química obligatoria para los pederastas el 6 de marzo de 2012, como consecuencia del incremento de abusos contra menores.

Estonia

En 2012, Estonia también se sumó a la lista de países en aprobar la castración química obligatoria para aquellos que hayan cometido abusos sexuales contra niños.

Los tribunales podrán imponer un tratamiento médico para reducir la libido por un máximo de tres años, se lee en la norma.

Corea del Sur

El 2 de enero de 2013, la Corte de Seúl condenó a un hombre, de 31 años, acusado de pederastia a 15 años de cárcel y a otros tres años de castración química con un tratamiento hormonal.

No obstante, en julio de 2012, la ley de la castración obligatoria se había ratificado meses antes.

El caso de Perú

El Congreso peruano eliminó la medida de castración química en junio del 2018. A cambio, a los presos condenados por violaciones a menores de 14 años se les aumentó la pena hasta cadena perpetua por el delito, la cual es imprescriptible.

La Comisión Permanente del Congreso retiró del Código Penal la castración química a pedido de los parlamentarios Lourdes Alcorta, del fujimorista Fuerza Popular; de Marisa Glave, del izquierdista Nuevo Perú; y Marco Arana, del Frente Amplio.

La castración química había sido contemplada en un principio como medida complementaria a la prisión cuando el juez lo estimara pertinente, reseñó la Agencia de Noticias EFE.

En ese momento, la castración química fue aprobada el 17 de mayo tras ser propuesta por el entonces congresista Yohny Lescano.

En los últimos días, Perú ha sacado el tema a relucir por el secuestro y violación de una niña de 3 años en Chiclayo, en la región peruana de Lambayeque (norte). La indignación y rabia de miles de ciudadanos se volcó a las calles en varias partes del país para exigir justicia.

Posteriormente, el presidente de la República, Pedro Castillo, anunció que su Gobierno evalúa plantear al Congreso de La República que se incluya, en el Código Penal, la sanción de castración química para violadores.

“Basta ya de tanta violencia. Los crímenes de violencia sexual contra los niños y niñas no serán tolerados por este Gobierno ni quedarán impunes. El dolor de esta familia también es el nuestro, me siento indignado ante tanta crueldad”, dijo el mandatario en su visita a Chiclayo.

“Este hecho atroz e inhumano nos lleva a una enorme reflexión como país para adoptar políticas públicas de Estado más severas que salvaguarden los derechos humanos de los más indefensos, que son nuestros niños y niñas. Y la castración química es una opción, no podemos esperar más”, añadió.