PREVIA - ¿A qué hora jugará la selección peruana ante El Salvador?
Mundo

Rusia prohíbe la difusión de una entrevista de Volodimir Zelenski con periodistas rusos

“Rusia debe conocer la verdad”, aseguró el presidente de Ucrania, quien difundió la larga entrevista en su canal de Telegram.

Rusia emitió una alerta para los medios tras la entrevista de varios periodistas rusos independientes a Volodimir Zelenski. Foto: composición de Jazmin Ceras / La República
Rusia emitió una alerta para los medios tras la entrevista de varios periodistas rusos independientes a Volodimir Zelenski. Foto: composición de Jazmin Ceras / La República
Agencia  Europa Press

La autoridad de supervisión de los medios de comunicación de Rusia, Roskomnadzor, ha difundido una nota en la que alerta de que ningún medio podrá difundir la entrevista realizada por varios periodistas rusos independientes al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

La larga entrevista ha sido publicada por el propio Zelenski en su canal de Telegram y en ella participan periodistas conocidos en Rusia como Mijail Zigar o Tijon Dziadko, director de la televisión TV Rain, recientemente cerrada.

“Rusia debe conocer la verdad. Los periodistas rusos del canal de YouTube de Zigar, TV Rain, el portal Meduza y de Kommersant y Novaya Gazeta han obtenido respuestas a todas sus preguntas”, ha destacado el mandatario ucraniano.

La propia Roskomnadzor ha publicado en Telegram que algunos de estos medios están considerados como “agentes extranjeros”. “Roskomnadzor advierte a los medios de comunicación rusos de que no publiquen esta entrevista”, ha indicado.

“Los medios que hayan realizado entrevistas serán sometidos a escrutinio para determinar el alcance de su responsabilidad y la respuesta apropiada que se adoptará”, explicó el organismo.

Este mismo domingo ha trascendido que Roskomnadzor ha suspendido el acceso al portal del periódico alemán Bild y a la web del periodista Alexander Nevzorov.

El pasado 22 de marzo se abrió una investigación penal contra Nevzorov, asentado en el extranjero por difusión de información falsa sobre las acciones de las Fuerzas Armadas en territorio ucraniano, concretamente sobre el bombardeo de una maternidad de Mariúpol.

Varios portales de noticias han sido censurados a petición de la Fiscalía General amparada en una nueva ley de prensa que prevé penas de hasta 15 años de cárcel por expresarse en contra de la guerra.