Mundo

Detienen por segunda vez a enfermera que ponía vacunas falsas contra la COVID-19 en Italia

La mujer ha sido acusada de ser responsable de vacunar falsamente a 47 personas que estaban convencidas de estar protegidas del riesgo de contagio por el coronavirus.

La investigación policial ha permitido verificar que la mujer volvió a trabajar dos días en el centro de vacunación y practicó, por “creencias personales e ideológicas”, falsas vacunaciones a 47 pacientes. Foto: EFE
La investigación policial ha permitido verificar que la mujer volvió a trabajar dos días en el centro de vacunación y practicó, por “creencias personales e ideológicas”, falsas vacunaciones a 47 pacientes. Foto: EFE
Agencia EFE

Una enfermera de la ciudad de Palermo, ubicada en la región de Sicilia (Italia), que simuló inyectar la vacuna contra el coronavirus a decenas de personas, fue detenida este viernes 25 de marzo por la Policía, que ya la había arrestado por motivos similares en enero pasado.

La mujer ha sido acusada por la Fiscalía de la capital siciliana de los delitos de falsificación y malversación de fondos como responsable de vacunar falsamente a 47 personas en el centro de vacunación Feria del Mediterráneo de Palermo, informó la policía en un comunicado.

La enfermera, que también ejercía en el Hospital Cívico de Palermo y que actuaba por “convicción ideológica”, había sido detenida en enero por practicar falsas inoculaciones a dos familiares suyos y ella misma también había fingido recibir la dosis de refuerzo.

La investigación policial, apoyada por grabaciones de video cuyas imágenes han sido objeto de peritaje médico-legal, ha permitido verificar que, tras el primer arresto domiciliario, la mujer volvió a trabajar dos días en el centro de vacunación y practicó, por “creencias personales e ideológicas”, falsas vacunaciones a 47 pacientes.

Las escenas muestran a la enfermera derramar el contenido del vial sobre la gasa, sin inyectar nada.

Asimismo, de las escuchas telefónicas y el interrogatorio de algunos usuarios se desprende que todas las personas que habrían sido sometidas a una falsa vacunación desconocían por completo la falta de inoculación y estaban convencidas de estar protegidas del riesgo de infección por la COVID-19.

Como resultado de la operación, se ha procedido a embargar todos los certificados sanitarios asociados a las vacunas falsas, añadió la policía.

No es el primer caso en Italia de sanitarios arrestados por fingir vacunar a familiares o poner vacunas falsas, pues sucedió también en diciembre pasado, cuando otra enfermera del mismo centro fue detenida por fingir la inmunización de 11 sujetos, entre ellos, un conocido líder del movimiento antivacunas, actualmente sometido a medidas cautelares en prisión.