ELECCIONES 2022 - Por primera vez Minedu no suspenderá clases escolares a nivel nacional
Mundo

Intentos de comunicación de Estados Unidos fueron rechazados por Rusia

Durante el transcurso del ataque a Ucrania, los altos mandos militares de Estados Unidos han intentado mantener conversaciones con sus contrapartes rusas, sin éxito alguno.

Lloyd Austin, secretario de Defensa de los Estados Unidos ha intentado ponerse en contacto con su homólogo ruso. Foto: EFE/JIM LO SCALZO
Lloyd Austin, secretario de Defensa de los Estados Unidos ha intentado ponerse en contacto con su homólogo ruso. Foto: EFE/JIM LO SCALZO
Mundo LR

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, el 24 de febrero, las autoridades militares y del área de Defensa de los Estados Unidos han tratado de establecer contacto con sus homólogos rusos; no obstante, estos intentos han sido infructuosos, y, de momento, se mantiene la desconexión entre las potencias nucleares más importantes del mundo con respecto a la cuestión ucraniana. Esta situación de incertidumbre hace temer un posible escalamiento del conflicto, debido a que aumenta el peligro de accidentes y maniobras de las partes implicadas en la guerra.

Según declaraciones brindadas por el portavoz del Pentágono, John Kirby, tanto el secretario de Defensa, Lloyd Austin como el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, ellos habrían procurado establecer una línea de comunicación telefónica con ministro de Defensa ruso Sergei Shoigu y el general Valery Gerasimov, jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia. Sin embargo, las constantes negativas del bando ruso a participar en conversaciones ha supuesto el fracaso momentáneo de diálogo entre ambos países.

En este sentido, Kirby señaló que “el Pentágono opina que el compromiso entre los líderes de defensa de EEUU y Rusia es “de importancia crítica en este momento”. En cuanto a los canales de comunicación bilaterales, los funcionarios de defensa de EEUU han descrito el sistema de contactos telefónicos como un mecanismo táctico para evitar errores de cálculo, esto en relación a la protección del espacio aéreo o el territorio de la OTAN, que puedan verse afectados por alguna acción militar no parametrada o previamente estudiada.

Por su lado, James Stavridis, quien se desempeñó como Comandante Supremo Aliado en la OTAN de 2009 a 2013, fue enfático al manifestar la necesidad de mantener la comunicación entre los altos mandos militares de Estados Unidos y Rusia, dado que “existe un alto riesgo de escalada sin el cortafuegos del contacto directo entre los funcionarios más importantes”. Asimismo, aseveró que la inexperiencia de los combatientes en Ucrania puede derivar en acciones que impliquen impasses diplomáticos, dado que el desconocimiento de sus acciones puede dar lugar malos entendidos y en consecuencia, agravar la situación.

Los contactos diplomáticos entre Estados Unidos y Rusia han sido escasos desde el inicio de la guerra, con pocas conversaciones entre el embajador de EE.UU. en Rusia, John Sullivan y funcionarios de este último país. Es así que el secretario de Estado, Antony Blinken, no ha intentado comunicarse con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov tras el inicio del conflicto, si bien, hace poco se logró concretar una reunión entre oficiales estadounidenses y rusos en el Ministerio de Defensa de Rusia, en un momento en el que las operaciones de la guerra se han extendido hacia el oeste de Ucrania, muy cerca a la frontera con los países de la OTAN.

Por el momento, no está claro por qué los principales generales de Rusia han denegado la posibilidad de establecer contacto telefónico con los altos mandos militares de EE.UU. De acuerdo a Angela Stent, académica sobre Rusia en la Universidad de Georgetown, esto podría estar conectado a la narrativa de Rusia sobre las acciones bélicas llevadas a cabo en Ucrania. “Sospecho que el problema radica en la insistencia rusa en que se trata de una ‘operación militar especial’ y la falta de voluntad para admitir la verdadera naturaleza de la guerra”, declaró.

Mientras tanto, las operaciones rusas en territorio ucraniano prosiguen. Ante la interrogante sobre el escalamiento del conflicto a una guerra nuclear, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. ha señalado que Rusia solo usará armas nucleares en Ucrania si se enfrenta a una “amenaza existencial”, de acuerdo a la doctrina rusa de seguridad interior, según declaró este martes a CNN International.