MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PARTIDOS 29 DE NOVIEMBRE - ¿Qué equipos se enfrentarán este martes por el Mundial Qatar 2022?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reúnen con Ejecutivo este lunes 28
Mundo

El ‘Monstruo de Atizapán’, el feminicida mexicano de 72 años que pasará su vida en prisión

A más de un año de su arresto, un juez de Control de los Juzgados Penales de Tenango del Valle dictó cadena perpetua contra Mendoza Celis, alias el ‘Chino’, por el feminicidio de una mujer en 2001.

El descubrimiento de los restos se volvió tema nacional y en Atizapán generó alerta, ya que la mayoría de las personas que conocían al asesino aseguraban que era un hombre tranquilo. Foto: Fiscalía Estado de México
El descubrimiento de los restos se volvió tema nacional y en Atizapán generó alerta, ya que la mayoría de las personas que conocían al asesino aseguraban que era un hombre tranquilo. Foto: Fiscalía Estado de México
Agencia Sputnik News

El 15 de mayo de 2021 un caso conmocionó a la población de México cuando fue detenido el feminicida Andrés Mendoza, un asesino serial de mujeres confeso que ocultó los restos de sus víctimas en su vivienda.

A más de un año de su detención, el pasado 18 de marzo un juez de Control de los Juzgados Penales de Tenango del Valle, a donde fue trasladado días después de su detención, dictó prisión vitalicia contra Andrés Mendoza Celis, alias el ‘Chino’, por el feminicidio de una mujer en 2001.

De este modo, termina la historia del llamado ‘Monstruo de Atizapán’ y se abre la oportunidad de hacer justicia a sus víctimas.

Un ‘monstruo’ en el sótano

La detención de Mendoza se logró gracias al efectivo Bruno Ángel, quien acudió al domicilio del feminicida ubicado al norte de la Ciudad de México, en la calle Margaritas, en la colonia Lomas de San Miguel de Atizapán, para buscar a su esposa, Reyna González.

La mujer habría acudido a dicho lugar el 14 de mayo para comprar refacciones de celular que, posteriormente, vendería como una forma de ganar dinero para su familia, pero también para Andrés Mendoza.

Sin embargo, Reyna no regresó a casa, por lo que Bruno se preparó para encarar al hombre de 72 años. En un primer momento, Andrés negó que hubiera recibido alguna visita, pero el Policía no se creyó la versión y entró a la fuerza a su casa.

De inmediato, el agente sometió a Andrés y llamó a la Policía para que lo detuvieran. El hombre fue trasladado en un primer momento al penal de Barrientos, donde él mismo confesó haber asesinado a, por lo menos, 30 mujeres.

Hallazgo de terror

El descubrimiento de los restos se volvió tema nacional y en Atizapán generó alerta, ya que la mayoría de las personas que conocían al asesino aseguraban que era un hombre tranquilo que incluso fue presidente del Consejo de Participación Ciudadana de su colonia, durante la gestión de la presidenta municipal, Ana María Balderas Trejo.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) inició los trabajos para localizar a las víctimas de Andrés Mendoza, quien habría asegurado, frente al juez, que cometió todos esos crímenes durante los últimos 20 años.

En el sótano de su casa se localizaron diversos objetos: cintas de VHS, en las cuales se presume están los asesinatos grabados; ropa y accesorios de mujer presuntamente de sus víctimas, así como varios cuadernos donde él mismo llevaba registro de los feminicidios cometidos.

A lo largo de sus declaraciones, el llamado Monstruo de Atizapán confesó qué fue lo que lo llevó a matar a cada una de sus víctimas. La primera, identificada como Norma Jiménez, fue una mesera a quien cortejó en 2001 y a quien llevó con engaños a su casa.

Otra de las víctimas identificadas fue Berenice Sánchez, con quien quiso tener una relación sentimental, pero fue rechazado. Las demás víctimas identificadas fueron Flor Ninive, Rubicela Gallegos, Berenice Sánchez, Alyn y Gabriela, todas ellas mujeres a las que conoció en bares del Estado de México.

Andrés Mendoza detalló cómo fueron los feminicidios de al menos seis víctimas, cuyas identificaciones estaban en el sótano, pero las autoridades consideran que existen indicios de que se ocultaron al menos otros 19 cadáveres.