HOY - Melgar busca hacer historia en la Copa Sudamericana al enfrentar a Deportivo Cali

Zelenski califica bombardeo ruso contra hospital infantil en Ucrania como “crimen de guerra”

Las autoridades ucranianas detallaron que los heridos son todos trabajadores del hospital pediátrico y que “no hay ningún niño” entre ellos. La ONU y la OMS pidieron “el cese inmediato” de los ataques a los centros de salud.

La Casa Blanca fustigó por su lado el uso “bárbaro” de la fuerza contra civiles. Foto: Embajada de Ucrania en el Reino Unido / Twitter
La Casa Blanca fustigó por su lado el uso “bárbaro” de la fuerza contra civiles. Foto: Embajada de Ucrania en el Reino Unido / Twitter
Agencia AFP

El bombardeo de un hospital pediátrico del puerto ucraniano de Mariupol, sitiado por las tropas rusas, provocó este jueves un clamor de indignación global. El ataque, que según las autoridades locales dejó 17 adultos heridos, se produjo la víspera de la primera reunión de negociación de alto nivel entre los dos países desde la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Un responsable regional precisó que los heridos son todos trabajadores del hospital pediátrico y que “no hay ningún niño” entre ellos ni ningún fallecido en el ataque.

El primer ministro británico, Boris Johnson, denunció un ataque “inmoral”, que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski calificó como un “crimen de guerra” cometido en ese puerto estratégico del mar de Azov.

PUEDES VER: ¿Qué países de América Latina están dispuestos a recibir refugiados ucranianos?

La Casa Blanca fustigó por su lado el uso “bárbaro” de la fuerza contra civiles, mientras la ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidieron “el cese inmediato” de los ataques a las instalaciones de salud.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, afirmó, sin negar el ataque, que los “batallones nacionalistas” ucranianos habían evacuado al personal y a los pacientes y que los desplegó en el sitio en posiciones de tiro.

Según la alcaldía de Mariupol, desde el inicio del asedio ruso de esta ciudad, hace nueve días, han muerto más de 1.200 civiles.

PUEDES VER: Ucrania afirma que está “repeliendo y frenando” la ofensiva de Rusia

“Nueve días, 1.207 civiles muertos en Mariúpol. Nueve días de genocidio de la población civil”, escribió la municipalidad en su canal de Telegram.

Desde el inicio de la contienda, Estados Unidos y sus socios de la OTAN ayudan a Ucrania pero evitan implicarse directamente en el conflicto. Zelenski pidió a las potencias occidentales enviar “lo más rápido posible” aviones de combate a Ucrania.

Polonia, miembro de la OTAN, propuso el martes pasado “enviar todos sus aviones MiG-29 a la base de Ramstein (Alemania)” para que Estados Unidos se los entregue a Ucrania. Pero Washington rechazó la propuesta, “por el riesgo de escalada militar con la OTAN”, según los servicios de inteligencia.

PUEDES VER: UE apoyaría la adhesión de Ucrania, sin ofrecer estatus de país candidato, según medios

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, abordará en Polonia este jueves, con las autoridades del país, cómo dar “asistencia militar” a Ucrania, según un responsable de la administración estadounidense.

Las rutas del éxodo

Según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, entre “2,1 millones y 2,2 millones” de ucranianos partieron desde el 24 de febrero hacia países vecinos. “Tan solo Polonia recibe 150.000 por día”, afirmó.

Rusia y Ucrania acordaron el último miércoles la apertura de corredores humanitarios entre las 9.00 a. m. y las 9.00 p. m. locales para permitir la evacuación de civiles de varias zonas arrasadas por los bombardeos.

PUEDES VER: España no descarta enviar más armas a Ucrania ante la “locura” de Vladimir Putin

Estos corredores van de Energodar hacia Zaporiyia (sur), de Izium a Lozova (este) y de Sumy a Polatava (noreste). También se abrirán rutas hacia Kiev desde zonas situadas al noroeste de la capital como Bucha, Irpin o Gostomel.

Los intentos previos de evacuar a la población civil se vieron frustrados o perturbados por violaciones de los ceses de hostilidades pactados.

La portavoz de la cancillería rusa admitió “progresos” en las negociaciones para “poner fin cuanto antes al baño de sangre insensato y a la resistencia de las fuerzas ucranianas”.