LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Mundo

Lukashenko se ofrece como mediador entre Rusia y Ucrania para evitar “una matanza”

El presidente de Bielorrusia, aliado de Vladimir Putin, señaló que “Kiev está virtualmente rodeada mientras ellos siguen parloteando” y Ucrania actúa bajo la falsa promesa de refuerzos.

Lukashenko abogó para que Minsk se convierta en la sede de negociaciones entre Rusia y Ucrania. Foto: EFE
Lukashenko abogó para que Minsk se convierta en la sede de negociaciones entre Rusia y Ucrania. Foto: EFE
Agencia  Europa Press

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha reiterado a Ucrania y Rusia su disposición a que la capital del país, Minsk, se convierta en la sede de negociaciones para poner fin al conflicto armado y evitar que la situación degenere todavía más hasta convertirse en una “matanza”.

“Bielorrusia está abierta. Que vengan hoy. Les proporcionaremos de todo y ayudaremos en lo que haga falta para evitar una guerra y una matanza. Este conflicto está en la fase de ignición y hay que detenerlo. Esta ha sido nuestra postura desde el primer día”, ha recordado el gobernante en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias bielorrusa Belta.

Minsk fue el escenario principal de los intentos para solucionar por la vía diplomática el conflicto que enfrenta al Gobierno ucraniano con las autoproclamadas repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, inoperantes desde hace años entre acusaciones mutuas de incumplimiento y rupturas constantes del alto el fuego hasta estallar finalmente en este conflicto abierto con la invasión rusa de Ucrania.

El presidente bielorruso ha explicado que, de hecho, estaba prevista una reunión entre Rusia y Ucrania a las pocas horas de la invasión, pero su homólogo ruso, Vladimir Putin, dudaba en ese momento entre varias sedes ofrecidas como la capital de Polonia, Varsovia. “Y yo le dije: ‘Escucha, Kiev está virtualmente rodeada mientras ellos siguen parloteando. ¡La gente se está muriendo mientras siguen parloteando!’”, lamentó.

Lukashenko, férreo aliado de Putin, ha pedido a Ucrania que acepte cualquier tipo de negociación que Rusia ofrezca porque “mañana será una guerra y pasado mañana será una matanza” y las autoridades de Kiev están actuando bajo la falsa promesa de refuerzos.

“Hay fuerzas que están alentando a luchar a este régimen y les han prometido que algunos bandidos de Afganistán y Oriente Próximo vendrán pronto a ayudarles, sin contar los grupos privados, asesinos profesionales”, declaró el mandatario, sin dar más detalles.

Por último, Lukashenko ha insistido en que su país no tiene nada que ver en el conflicto. “Todos, desde Japón hasta Estados Unidos, están tratando de vincularnos a esta guerra. Ya se están anunciando sanciones contra nosotros. Pero aguantaremos. Lo importante es evitar que la gente muera”, indicó.