Fuerte sismo de magnitud 5.4 se registra en Chile
Mundo

Periodistas en riesgo por buscar mostrar lo que está ocurriendo en Ucrania

Peligros. Reporteros de diferentes nacionalidades padecen dificultades en medio de la invasión rusa. Organizaciones instan a que se garantice su seguridad.

Reporte. Otro conflicto bélico tiene la atención del mundo y pone en peligro a la prensa.
Reporte. Otro conflicto bélico tiene la atención del mundo y pone en peligro a la prensa.
David Pereda

”Honestamente, estoy abrumado en este momento. Espero poder volver a Donbás algún día. Pero siento que me estoy alejando y que será la última vez que esté aquí. Había periodistas en Kramatorsk que no tenían armadura ni IFAK (botiquín). Un periodista extranjero casi lloraba de miedo”, dijo el fotógrafo y documentalista australiano Bryce Wilson, en Ucrania, la mañana del jueves 24 en la red Twitter.

Poco antes, Wilson había transmitido en video un misil que avanzó en el cielo sobre él, en la ciudad ucraniana de Kramatorsk, y luego estalló. “¡Ese es un misil, un misil, ese es un maldito misil”, exclamó entonces.

Wilson reporta la difícil situación en Ucrania desde el 2015. Destaca haber sido el primer periodista australiano en incorporarse al ejército y fuerzas especiales ucranianas en despliegues de combate. Hoy enfrenta nuevo riesgo en la invasión rusa.

La periodista argentina Sol Macaluso, enviada especial a Ucrania de la cadena Mediaset España, se refugió en la casa de una familia de Kiev que conoció en la calle. “Amablemente nos están acogiendo. No sabemos cómo continuaremos ni dónde pasaremos la noche. Pero estamos bien, y seguimos informando. La casa tiene búnker y nos dejan utilizarlo en caso de que sea necesario. La ironía de que exista gente tan buena y gente tan horrible en el mundo”, tuiteó la reportera este jueves.

Luego fue a buscar a un camarógrafo ucraniano con quien trabaja desde hace unas semanas, al noreste de Kiev. Conforme avanzaba, el riesgo también.

Ese mismo día, cuando reportaba para la cadena estadounidense Telemundo, registró explosiones en esa zona.

“La situación es tensa, lo están viendo, no estamos en una base militar, estamos en una zona residencial con niños, donde vive mi camarógrafo. Creíamos que íbamos a estar seguros, pero vemos que ninguna zona es segura aquí en Ucrania”, dijo en su reporte entre estallidos.

”Pido perdón por esto que voy a decir, pero quiero también llevar tranquilidad a mi familia que está viendo esto. Vamos a estar bien, lo prometo”, expresó luego en otro reporte.

Para los periodistas naturales de Ucrania, esta guerra además golpea sus propias familias. Al riesgo profesional, se suman los propios dramas personales.

La periodista ucraniana Olga Malchevska, de la cadena de la BBC (Gran Bretaña), despertó este viernes 25 al enterarse de que el edificio donde vivía su familia, en Kiev, había sido bombardeado. En un programa televisivo, contó el suceso y recibió un mensaje de su madre. Por suerte, no hubo muertos.

“Cuando nos dijeron que vinimos al estudio ayer, no podía imaginar que, en realidad, a las 3 a.m., hora de Londres, me enteraría de que mi casa fue bombardeada. (...) Este edificio real es mi hogar. (...) Simplemente no puedo pensar en mi cabeza que lo que estoy viendo es un lugar donde solía vivir”, lamentó.

Llamados

Reporteros Sin Fronteras difundió una petición para que contendientes y organizaciones internacionales garanticen la seguridad de los periodistas.

Además, las federaciones internacional (FIP) y europea de periodistas (FEP) han ofrecido apoyo a sus afiliados y la red de editores y periodistas del Instituto Internacional de Prensa (IPI) exigió “que se proteja la seguridad de los periodistas y el derecho a cubrir los acontecimientos de forma independiente”.

Reporteros no deben ser el objetivo

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a los contendientes y a las organizaciones internacionales que garanticen la seguridad de los periodistas sobre el terreno del conflicto en Ucrania.

”Además de los periodistas ucranianos, más de 1.000 corresponsales extranjeros han estado sobre el terreno en Ucrania en los últimos días, según las cifras facilitadas por el ejército ucraniano”, dice RSF.

Advierte que habría nombres de periodistas en una lista de personas que “van a ser asesinadas o enviadas a campos”.

Testimonios

“Intentamos mantener la postura por los pequeños, pero cuando estamos entre nosotros nos quebramos, nos abrazamos, nos quedamos sin palabras (...) Informaremos mientras las conexiones lo permitan. Lo importante ahoraes decidir en equipo, dejar de lado el egoísmo y lo que uno quiere. Estamos aquí trabajando y vamos a seguir haciéndolo”.

Sol Macaluso, enviada de Mediaset

”Estoy cuidando de mis colegas y de mí mismo. La situación es dinámica y peligrosa. (...) Rusia ha declarado la guerra y atacado a los pocos segundos de la declaración. (...) Vi aviones de combate. Creo que lanzaron bombas enesta área. (...). Me desperté con explosiones fuera de mi apartamento y me puse la armadura. Esta guerra es real”.

Bryce Wilson, fotoperiodista

“Cuando nos dijeron que viniéramos al estudio ayer, no podía imaginar que, en realidad, a las tres de la madrugada, hora de Londres, me iba a enterar de que mi casa había sido bombardeada. (...) Este edificio real es mi hogar. (...) Simplemente no puedo pensar en mi cabeza que lo que estoy viendo es un lugar donde solía vivir”.

Olga Malchevska, periodista ucraniana, BBC